Prospecto ZOLOFT

Composición
Sertralina se encuentra disponible en tabletas para administración oral que contienen clorhidrato de sertralina equivalente a 50 mg o 100 mg de sertralina y excipientes c.s.p. Forma farmacéutica: Tabletas.
Farmacología
Farmacodinamia: Se cree que el mecanismo de acción de la sertralina está vinculado con su inhibición de la recaptación neuronal en el SNC de serotonina (5HT). Estudios en dosis clínicamente relevantes en el hombre han demostrado que la sertralina bloquea la recaptación de serotonina dentro de las plaquetas humanas. Estudios in vitro en animales sugieren también que la sertralina es un inhibidor potente y selectivo de la recaptación neuronal de serotonina y tiene solamente efectos muy débiles sobre la recaptación neuronal de dopamina y norepinefrina. Estudios in vitro han mostrado que la sertralina no tiene afinidad significativa por los receptores adrenérgicos (alfa1, alfa2, beta), colinérgicos, GABA, dopaminérgicos, histaminérgicos, serotoninérgicos (5HT1A, 5HT1B, 5HT2), o de benzodiacepina se ha planteado como hipótesis que el antagonismo de tales receptores está asociado con diversos efectos anticolinérgicos, sedantes y cardiovasculares para otros medicamentos psicotrópicos. Se ha encontrado que la administración crónica de sertralina en animales regula decrecientemente los receptores de norepinefrina en el cerebro, tal como ha sido observado con otros medicamentos efectivos para el tratamiento de trastorno depresivo mayor. La sertralina no inhibe la monoamino oxidasa. Farmacocinética: Biodisponibilidad sistémica- En el hombre, luego de una dosis oral diaria en el rango de 50 a 200 mg durante 14 días, las concentraciones plasmáticas máximas promedio (Cmáx) de sertralina se presentaron entre 4.5 a 8.4 horas después de la dosis. La vida media de eliminación terminal promedio de sertralina plasmática es aproximadamente 26 horas. En base a este parámetro farmacocinético, los niveles plasmáticos de sertralina en el estado estable deben alcanzarse luego de aproximadamente una semana con una dosificación de una vez al día. La farmacocinética lineal proporcional a la dosis se demostró en un estudio de dosis única en el cual el Cmáx y el área bajo la curva tiempo - concentración plasmática (AUC) de sertralina fueron proporcionales a la dosis en el rango de 50 a 200 mg. De acuerdo con la vida media de eliminación terminal, existe una doble acumulación de sertralina, comparada con una dosis única, con la dosificación repetida en un rango de 50 a 200 mg. La biodisponibilidad de la dosis única de las tabletas de sertralina es aproximadamente igual a una dosis equivalente de la solución. En un estudio de biodisponibilidad relativa que compara la farmacocinética de 100 mg de sertralina como solución oral con una tableta de 100 mg de sertralina en 16 adultos sanos, el índice entre los valores del AUC y Cmáx promedio geométrico de la solución y la tableta fueron 114.8% y 120.6%, respectivamente. Los intervalos de confianza (IC) 90% se encontraron dentro del rango 80-125%, con excepción del límite de IC 90% para el Cmáx que fue 126.5%. Se estudió los efectos de los alimentos en la biodisponibilidad de la tableta de sertralina y concentrado oral en sujetos a los que se les administró una dosis única con y sin alimentos. Para la tableta, el AUC se incrementó ligeramente cuando el medicamento fue administrado con alimentos pero el Cmáx fue 25% mayor, mientras que el tiempo para alcanzar la concentración plasmática máxima (Tmáx) disminuyó de 8 horas luego de la dosis hasta 5.5 horas. Para el concentrado oral, el Tmáx se prolongó ligeramente de 5.9 horas a 7.0 horas con alimentos. Metabolismo: La sertralina sufre un extenso metabolismo de primer paso. La vía inicial principal de metabolismo para la sertralina es la N-demetilación. La Ndesmetilsertralina tiene una vida de eliminación plasmática terminal de 62 a 104 horas. Tanto las pruebas farmacológicas in vivo y bioquímicas in vitro han mostrado que la N-desmetilsertralina es sustancialmente menos activa que la sertralina. Tanto la sertralina como la N-desmetilsertralina sufren desaminación oxidativa y posterior reducción, hidroxilación, y conjugación con glucorónido. En un estudio con sertralina radiomarcada en dos sujetos varones sanos, la sertralina representó menos del 5% de la radioactividad plasmática. Aproximadamente 40-45% de la radioactividad administrada se recuperó en la orina en 9 días. La sertralina sin modificación no fue detectable en la orina. Durante el mismo período, se encontró en las heces aproximadamente 40-45% de la radioactividad administrada, incluyendo 12-14% de sertralina sin modificación. La desmetilsertralina exhibe incrementos dependientes de la dosis, relacionados con el tiempo, en el AUC (0-24 horas), Cmáx y Cmín, con aproximadamente un incremento de 5-9 veces en estos parámetros farmacocinéticos entre el día 1 y el día 14. Unión a proteínas: Los estudios in vitro de unión a proteínas realizados con sertralina-H3 radiomarcada que la sertralina se une en alto porcentaje a las proteínas séricas (98%) en el rango de 20 a 500 ng/mL. Sin embargo, en concentraciones de hasta 300 y 200 ng/mL, respectivamente, la sertralina y la N-desmetilsertralina no modificaron la unión a proteínas plasmáticas otros dos medicamentos con alta unión a proteínas como warfarina y propranolol (ver Precauciones). Farmacocinética pediátrica: La farmacocinética de sertralina se evaluó en un grupo de 61 pacientes pediátricos (29 de 6 a 12 años de edad, 32 de 13 a 17 años de edad) con un diagnóstico según DSM-III-R de trastorno depresivo mayor o trastorno obsesivo compulsivo. Los pacientes incluyeron varones (N=28) y mujeres (N=33). Durante 42 días de dosificación crónica de sertralina, se valoró la dosis de sertralina hasta 200 mg/día y se mantuvo en esa dosis durante un mínimo de 11 días. En el último día de la dosificación de 200 mg/día de sertralina, el grupo de 6 a 12 años de edad exhibió un AUC promedio para sertralina (0-24 horas) de 3107 ng-hora/mL, Cmáx promedio de 165 ng/mL y vida media promedio de 26.2 horas. El grupo de 13 a 17 años de edad exhibió un AUC promedio para sertralina (0-24 horas) de 2296 nghora/ mL, Cmáx promedio de 123 ng/mL y vida media promedio de 27.8 horas. Concentraciones plasmáticas mayores en el grupo de 6 a 12 años de edad fueron en gran parte atribuibles a pacientes con pesos corporales menores. No se observó diferencias asociadas con el género. Para comparación, un grupo de 22 adultos estudiados de forma separada, entre 18 y 45 años de edad (11 varones, 11 mujeres), recibieron 200 mg/día de sertralina durante 30 días y mostraron un AUC promedio de sertralina (0-24 horas) de 2570 ng-hora/mL, Cmáx promedio de 142 ng/mL y un tiempo de vida media promedio de 27.2 horas. En relación a los adultos, ambos grupos de 6-12 años de edad y 13-17 años de edad mostraron valores de AUC y Cmáx aproximadamente 22% menores (0-24 horas) cuando la concentración plasmática fue ajustada para el peso. Estos datos indican que los pacientes pediátricos metabolizan la sertralina con una eficiencia ligeramente mayor que los adultos. Sin embargo, se recomienda dosis menores para los pacientes pediátricos debido a sus pesos corporales menores, especialmente en pacientes muy jóvenes, para evitar concentraciones plasmáticas excesivas (ver Dosificación). Edad: El aclaramiento plasmático de sertralina en un grupo de 16 (8 varones, 8 mujeres) pacientes ancianos tratados durante 14 días con una dosis de 100 mg/día fue aproximadamente 40% menor que en un grupo de sujetos más jóvenes (25 a 32 años) estudiado de forma similar. Así, el estado estacionario debe ser alcanzado luego de 2 a 3 semanas en pacientes mayores. El mismo estudio mostró un aclaramiento disminuido de la desmetilsertralina en varones mayores, pero no en mujeres mayores. Enfermedad hepática: Como se puede predecir a partir de su sitio primario de metabolismo, la disfunción hepática puede afectar la eliminación de sertralina. En pacientes con disfunción hepática leve crónica (N=10, 8 pacientes con puntajes Child-Pugh de 5-6 y 2 pacientes con puntajes Child-Pugh de 7-8) que recibieron 50 mg de sertralina por día, mantenida durante 21 días, el aclaramiento de sertralina se redujo, lo que dio como resultado una exposición aproximadamente 3 veces mayor comparada con voluntarios de edad equivalente sin disfunción hepática (N=10). La exposición a la desmetilsertralina fue aproximadamente 2 veces mayor, comparada con voluntarios de edad equivalente sin disfunción hepática. No hubo diferencias significativas en la unión a proteínas plasmáticas observadas entre los dos grupos. Los efectos de la sertralina en pacientes con disfunción hepática moderada a severa no han sido estudiados. Los resultados indican que el uso de sertralina en pacientes con enfermedad hepática debe realizarse con precaución. Si la sertralina es administrada a pacientes con disfunción hepática, se debe utilizar una dosis menos frecuente o inferior (ver Precauciones y Dosificación). Enfermedad renal: La sertralina es extensamente metabolizada y la excreción del medicamento sin modificación en la orina es una vía menor de eliminación. En voluntarios con disfunción renal (N=10 cada grupo) leve a moderada (CLcr = 30-60 mL/min), moderada a severa (CLcr=10-29 mL/min) o severa (recibiendo hemodiálisis), la farmacocinética y unión a proteínas de 200 mg de sertralina por día, mantenida durante 21 días, no se vieron alteradas en comparación con voluntarios de edad equivalente (N=12) sin disfunción renal. De esta forma, la farmacocinética de la dosis múltiple de sertralina parece no verse afectada por la disfunción renal (ver Precauciones).
Indicaciones
Trastorno depresivo mayor: ZOLOFT (clorhidrato de sertralina) está indicado para el tratamiento de trastorno depresivo mayor en adultos. La eficacia de ZOLOFT en el tratamiento de un episodio depresivo mayor se estableció en seis a ocho semanas ensayos controlados de pacientes adultos cuyos diagnósticos correspondían más estrechamente a la categoría DSM III del trastorno depresivo mayor. Un episodio depresivo mayor implica un estado de ánimo deprimido o disfórico prominente y persistente que por lo general interfiere con el funcionamiento diario (casi todos los días durante al menos 2 semanas); debe incluir por lo menos 4 de los 8 síntomas siguientes: cambios en el apetito, cambios en el sueño, agitación o enlentecimiento psicomotor, pérdida de interés en actividades habituales o disminución en el deseo sexual, aumento de la fatiga, sentimientos de culpa o inutilidad, pensamiento lento o deterioro de la concentración, y un intento de suicidio o ideación suicida. La acción antidepresiva de ZOLOFT en pacientes hospitalizados con depresión no ha sido suficientemente estudiada. La eficacia de ZOLOFT en el mantenimiento de una respuesta antidepresiva de hasta 44 semanas después de 8 semanas de tratamiento abierto agudo (52 semanas en total) se demostró en un ensayo controlado con placebo. La utilidad del fármaco en los pacientes tratados durante períodos prolongados con ZOLOFT deben ser reevaluada periódicamente (ver Estudios clínicos en Farmacología). Trastorno obsesivo compulsivo: ZOLOFT® está indicado para el tratamiento de obsesiones y compulsiones en pacientes con trastorno obsesivo compulsivo (TOC), tal como se define en el DSM-III-R, es decir, las obsesiones o compulsiones provocan un malestar clínico significativo, requieren mucho tiempo o interfieren con el funcionamiento social u ocupacional. La eficacia de ZOLOFT se estableció en 12 semanas de ensayos con el trastorno obsesivo-compulsivo pacientes ambulatorios con diagnóstico de trastorno obsesivocompulsivo como se define según el DSM III o DSM III R. El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por ideas recurrentes y persistentes, pensamientos, impulsos o imágenes (obsesiones) que son ego distónica y/o repetitivas, con un propósito, y las conductas intencionales (compulsiones) que son reconocidas por la persona como excesivo o irracional. La eficacia de ZOLOFT para mantener una respuesta, en pacientes con TOC que respondieron durante una fase de tratamiento de 52-semanas mientras tomaban ZOLOFT y fueron luego observados para recaídas durante un período de hasta 28 semanas, fue demostrada en un ensayo controlado con placebo. Sin embargo, el médico que elige usar ZOLOFT durante períodos prolongados debe reevaluar periódicamente la utilidad a largo plazo de la droga para el paciente individual (ver Dosificación). Trastorno de pánico: ZOLOFT® está indicado para el tratamiento de trastorno de pánico en adultos con o sin agorafobia, como se define en DSM IV. El trastorno de pánico se caracteriza por la aparición de ataques de pánico inesperados y la preocupación asociada acerca de tener más crisis, preocupación por las implicancias o consecuencias de los ataques, y/o un cambio significativo del comportamiento relacionado con los ataques. La eficacia de ZOLOFT fue establecida en tres ensayos de 10 - 12 semanas en pacientes adultos con trastorno de pánico cuyos diagnósticos correspondían a la categoría DSM III R de trastorno de pánico. El trastorno de pánico (DSM IV) se caracteriza por recurrentes ataques de pánico inesperados, es decir, un período discreto de miedo o malestar intensos en los que cuatro (o más) de los siguientes síntomas se desarrollan bruscamente y alcanzan su pico a los 10 minutos: (1) palpitaciones, o ritmo cardíaco acelerado, (2) sudoración, (3) temblores o sacudidas, (4) sensación de falta de aire o sofocación, (5) sensación de ahogo, (6) dolor de pecho o malestar; (7) náuseas o malestar abdominal; (8) sensación de mareo, inestabilidad, mareo o desmayo; (9) desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo), (10) miedo a perder el control; (11) miedo a la muerte; (12) parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo); (13) escalofríos o sofocaciones. La eficacia de ZOLOFT en el mantenimiento de una respuesta, en pacientes adultos con trastorno de pánico que respondieron durante una fase de tratamiento de 52 semanas tomando Zoloft y se observaron luego de recaída durante un período de hasta 28 semanas, se demostró en un ensayo controlado con placebo. Sin embargo, el médico que elige usar ZOLOFT por períodos prolongados deben volver a evaluar periódicamente la utilidad a largo plazo de la droga para el paciente individual (ver Dosificación). Trastorno por estrés post traumático (TEPT): ZOLOFT® (clorhidrato de sertralina) está indicado para el tratamiento del trastorno de estrés post traumático en adultos.La eficacia de ZOLOFT en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático se estableció en dos ensayos de 12 semanas controlados con placebo de pacientes adultos cuyo diagnóstico cumplieron los criterios de la DSM III R categoría de trastorno de estrés postraumático. Trastorno de estrés postraumático, según se define en el DSM III R / IV, requiere la exposición a un evento traumático caracterizados por muertes o amenazas o lesiones graves, o amenaza a la integridad física o la de los demás, y una respuesta que consiste en un miedo intenso, desamparo u horror. Los síntomas que se producen como resultado de la exposición al evento traumático incluyen reexperimentación del acontecimiento en la forma de pensamientos intrusivos, flashbacks o sueños, y malestar psicológico intenso y respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos al evento, evitación de situaciones que recuerdan al evento traumático, incapacidad para recordar detalles del evento y/o embotamiento de la reactividad general, que se manifiesta como pérdida de interés en actividades significativas, el alejamiento de los demás, restringida gama de afectos, o sentido de futuro desolador, y síntomas de excitación autonómica como hipervigilancia, sobresalto, exagerada respuesta, trastornos del sueño, problemas de concentración e irritabilidad o ataques de ira. El diagnóstico de trastorno de estrés postraumático requiere que los síntomas están presentes durante al menos un mes y que provocan malestar clínicamente significativo o deterioro en las áreas social, ocupacional o de otro tipo de funcionamiento. La eficacia de ZOLOFT en el mantenimiento de una respuesta en pacientes adultos con trastorno de estrés postraumático por hasta 28 semanas después de las 24 semanas de tratamiento abierto se demostró en un ensayo controlado con placebo. Sin embargo, el médico que elige usar ZOLOFT periódicamente durante períodos prolongados debe reevaluar la utilidad a largo plazo de la droga para el paciente individual (Ver Dosificación). Trastorno disfórico premenstrual (TDPM): ZOLOFT® está indicado para el tratamiento de trastorno disfórico premenstrual (TDPM) en adultos. La eficacia de ZOLOFT en el tratamiento del TDPM se estableció en dos ensayos controlados con placebo de pacientes ambulatorios adultos mujeres tratadas durante 3 ciclos menstruales que cumplían los criterios para la categoría DSM-III-R/IV de TDPM. Las características esenciales del TDPM incluyen estado de ánimo marcadamente depresivo, ansiedad o tensión, labilidad afectiva, y la ira o irritabilidad persistentes. Otras características incluyen la disminución del interés en las actividades, dificultad para concentrarse, falta de energía, cambios en el apetito o el sueño, y sentirse fuera de control. Los síntomas físicos asociados con TDPM incluyen sensibilidad en los senos, dolor de cabeza, de articulaciones y dolor muscular, hinchazón y aumento de peso. Estos síntomas ocurren con regularidad durante la fase lútea y remiten a los pocos días después del comienzo de la menstruación, la perturbación marcadamente interfiere con el trabajo o la escuela o con actividades sociales habituales y las relaciones con los demás. Al hacer el diagnóstico, se debe tener cuidado para descartar otros trastornos del estado de ánimo cíclicos que pueden ser exacerbados por el tratamiento con un antidepresivo. La efectividad del ZOLOFT® para el uso a largo plazo, esto es, durante más de 3 ciclos menstruales, no se ha evaluado sistémicamente en estudios clínicos controlados. Por ello, el médico que eligió utilizar ZOLOFT® durante periodos extendidos debe reevaluar periódicamente la utilidad a largo plazo del medicamento para el paciente individual (ver Dosificación). Trastorno de ansiedad social: ZOLOFT® (clorhidrato de sertralina) está indicado para el tratamiento del trastorno de ansiedad social, también conocido como fobia social, en adultos. La eficacia de ZOLOFT en el tratamiento del trastorno de ansiedad social se estableció en dos ensayos controlados con placebo de pacientes adultos ambulatorios con un diagnóstico de trastorno de ansiedad social, tal como se define en el criterio DSM-IV. Trastorno de ansiedad social, tal como se define en el DSM-IV, se caracteriza por el temor acusado y persistente por situaciones sociales o actuaciones que impliquen la exposición a personas desconocidas o posible evaluación por los demás y por el temor a actuar de un modo humillante o embarazoso. La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi siempre la ansiedad y el miedo situaciones sociales o actuaciones se evitan o bien se experimentan con ansiedad o malestar intensos. Además, los pacientes reconocen que el miedo es excesivo o irracional y la evitación y ansiedad anticipatoria de la situación temida se asocia con un deterioro funcional o angustia marcada. La eficacia de ZOLOFT en el mantenimiento de una respuesta en pacientes adultos con trastorno de ansiedad social por hasta 24 semanas después de la semana 20 de tratamiento ZOLOFT se demostró en un ensayo controlado con placebo. Los médicos que prescriben ZOLOFT periódicamente durante períodos prolongados debe reevaluar la utilidad a largo plazo de la droga para el paciente individual.
Dosificación
Tratamiento inicial: Dosis en adultos: Trastorno Depresivo Mayor y Trastorno Obsesivo Compulsivo: El tratamiento con ZOLOFT debe administrarse a una dosis de 50 mg una vez al día. Trastorno de Pánico, Trastorno de Estrés Post Traumático y Trastorno de Ansiedad Social: El tratamiento con ZOLOFT debe iniciarse con una dosis de 25 mg una vez al día. Luego de una semana, la dosis debe incrementarse hasta 50 mg una vez al día. Aunque no se ha establecido una relación entre la dosis y el efecto para el trastorno depresivo mayor, TOC, trastorno de pánico, TEPT, o trastorno de ansiedad social, los pacientes recibieron dosis en un rango de 50-200 mg/día en los estudios clínicos, lo que demuestra la efectividad del ZOLOFT para el tratamiento de estas indicaciones. Por consiguiente, una dosis de 50 mg, administrada una vez al día, se recomienda como la dosis terapéutica inicial. Los pacientes que no respondieron a una dosis de 50 mg se pueden beneficiar de los incrementos de la dosis hasta un máximo de 200 mg/día. Debido a la vida media de eliminación de 24 horas de ZOLOFT, los cambios en la dosis no deben realizarse en intervalos menores a 1 semana. Trastorno Disfórico Premenstrual: El tratamiento con ZOLOFT debe iniciarse con una dosis de 50 mg/día, ya sea a diario durante todo el ciclo menstrual o limitado a la fase lútea del ciclo menstrual, dependiendo de la evaluación del médico. Aunque no se ha establecido una relación entre la dosis y el efecto para TDPM, los pacientes recibieron una dosis en el rango de 50-150 mg/día con incrementos de dosis al inicio de cada nuevo ciclo menstrual. Los pacientes que no respondieron a una dosis de 50 mg/día se pueden beneficiar de los incrementos de dosis (incrementos de 50 mg/ciclo menstrual) hasta 150 mg/día cuando se administre diariamente durante todo el ciclo menstrual, o 100 mg/día cuando se administre durante la fase lútea del ciclo menstrual. Si se ha establecido una dosis de 100 mg/día con la dosificación durante la fase lútea, se debe utilizar una etapa de ajuste de 50 mg/día durante tres días al inicio de cada periodo de dosificación en la fase lútea. ZOLOFT debe ser administrado una vez al día, ya sea en la mañana o noche. Dosificación en la población pediátrica (niños y adolescentes): Trastorno Obsesivo Compulsivo: El tratamiento con ZOLOFT debe iniciarse con una dosis de 25 mg una vez al día en niños (6 a 12 años) y con una dosis de 50 mg una vez al día en adolescentes (13 a 17 años). Aunque no se ha establecido una relación entre la dosis y el efecto para el TOC, los pacientes recibieron dosis en un rango de 25-200 mg/día en los estudios clínicos, demostrando la efectividad del ZOLOFT para el tratamiento de pacientes pediátricos (6 a 17 años) con TOC. Los pacientes que no respondieron a una dosis inicial de 25 o 50 mg/día se pueden beneficiar de incrementos de la dosis hasta un máximo de 200 mg/día. Para niños con TOC, se debe tener en cuenta los pesos corporales generalmente inferiores comparados con los de los adultos antes avanzaron las dosificaciones, para evitar un exceso de dosificación. Debido a la vida media de eliminación de 24 horas de ZOLOFT, los cambios en la dosis no deben ocurrir en intervalos menores a 1 semana. ZOLOFT debe ser administrado una vez al día, ya sea en la mañana o noche. Tratamiento extendido/de continuación/de mantenimiento: Trastorno Depresivo Mayor: Generalmente se ha aceptado que los episodios agudos de trastorno depresivo mayor requieren varios meses o más tiempo de terapia farmacológica sostenida luego de la respuesta al episodio agudo. La evaluación sistemática de ZOLOFT ha demostrado que su eficacia antidepresiva se mantiene durante periodos de hasta 44 semanas luego de las 8 semanas de tratamiento inicial con una dosis de 50-200 mg/día (dosis promedio de 70 mg/día). No se sabe si la dosis necesitada de ZOLOFT para el tratamiento de mantenimiento es idéntica a la dosis necesitada para alcanzar una respuesta inicial. Los pacientes deben ser reevaluados de forma periódica para determinar la necesidad de un tratamiento de mantenimiento. Trastorno de Estrés Post Traumático: Generalmente se ha aceptado que el TEPT requiere varios meses o más tiempo de terapia farmacológica sostenida luego de la respuesta al tratamiento inicial. La evaluación sistemática de ZOLOFT ha demostrado que su eficacia para el TEPT se mantiene durante periodos de hasta 28 semanas luego de las 24 semanas de tratamiento con una dosis de 50-200 mg/día. No se sabe si la dosis necesitada de ZOLOFT para el tratamiento de mantenimiento es idéntica a la dosis necesitada para alcanzar una respuesta inicial Los pacientes deben ser reevaluados de forma periódica para determinar la necesidad de un tratamiento de mantenimiento. Trastorno de ansiedad social: El trastorno de ansiedad social es una condición crónica que puede requerir varios meses o más tiempo de terapia farmacológica sostenida luego de la respuesta al tratamiento inicial. La evaluación sistemática de ZOLOFT ha demostrado que su eficacia para el trastorno de ansiedad social se mantiene durante periodos de hasta 24 semanas luego de las 20 semanas de tratamiento con una dosis de 50-200 mg/día. Se debe realizar ajustes de dosis para mantener a los pacientes con la dosis efectiva menor y se debe reevaluar periódicamente a los pacientes para determinar la necesidad del tratamiento a largo plazo. Trastorno Obsesivo Compulsivo y Trastorno de Pánico: Generalmente se ha aceptado que el TOC y el Trastorno de Pánico requieren varios meses o más tiempo de terapia farmacológica sostenida luego de la respuesta al tratamiento inicial. La evaluación sistemática de la continuación de ZOLOFT durante periodos de hasta 28 semanas en pacientes con TOC y Trastorno de Pánico que han tenido respuesta mientras tomaban ZOLOFT durante las fases iniciales del tratamiento de 24 a 52 semanas con un rango de dosis de 50-200 mg/día ha demostrado un beneficio de dicho tratamiento de mantenimiento. No se sabe si la dosis necesitada de ZOLOFT para el tratamiento de mantenimiento es idéntica a la dosis necesitada para alcanzar una respuesta inicial. Sin embargo, los pacientes deben ser reevaluados de forma periódica para determinar la necesidad de un tratamiento de mantenimiento. Trastorno Disfórico Premenstrual: La efectividad del ZOLOFT para el uso a largo plazo, esto es, durante más de 3 ciclos menstruales, no se ha evaluado sistémicamente en estudios clínicos controlados. Sin embargo, debido a que comúnmente se reporta que los síntomas empeoran con la edad en las mujeres, hasta que se alivian por el inicio de la menopausia, es justificable considerar la continuación en un paciente que presenta respuesta. Se puede necesitar ajustes de dosis, que puede incluir cambios entre los regímenes de dosificación (p.ej., diariamente durante todo el ciclo menstrual versus durante la fase lútea del ciclo menstrual) para mantener a los pacientes con la dosis efectiva menor y se debe reevaluar periódicamente a los pacientes para determinar la necesidad del tratamiento continuado. Cambio de la medicación del pacientes a partir o a un Inhibidor de la Monoamino Oxidasa intentando tratar trastornos psiquiátricos - Al menos debe transcurrir 14 días entre la discontinuación de un IMAO intentandotratar trastornos psiquiátricos y el inicio de la terapia con ZOLOFT. A la inversa, debe ser dejado al menos 14 días después de detener el tratamiento con ZOLOFT y antes de iniciar el tratamiento con un IMAO intentando tratar trastornos psiquiátricos (ver Contraindicaciones). El uso de Zoloft con otros IMAOs como linezolid o azul de metileno: No arranque ZOLOFT en un paciente que está siendo tratado con azul de metileno o linezolid por vía intravenosa porque existe un mayor riesgo de síndrome serotoninérgico. En un paciente que requiere un tratamiento más urgente de una condición psiquiátrica, otras intervenciones, incluida la hospitalización, deben ser considerados (ver Contraindicaciones). En algunos casos, un paciente que ya recibe terapia ZOLOFT puede requerir un tratamiento urgente con linezolid o azul de metileno intravenoso. Si las alternativas aceptables para el tratamiento de linezolid o azul de metileno intravenoso no están disponibles y los beneficios potenciales del tratamiento con linezolid o azul de metileno intravenoso se consideran superiores a los riesgos del síndrome de la serotonina en un paciente en particular, Zoloft debe interrumpirse inmediatamente y Linezolid o azul de metileno intravenoso se puede administrar. El paciente debe ser monitorizado para detectar síntomas de síndrome serotoninérgico durante 2 semanas o hasta 24 horas después de la última dosis de linezolid o azul de metileno por vía intravenosa, lo que ocurra primero. La terapia con ZOLOFT puede reanudarse 24 horas después de la última dosis de azul de metileno o linezolid por vía intravenosa (ver Advertencias). El riesgo de la administración de azul de metileno por vías no intravenosas (por ejemplo, tabletas orales o por inyección local) o en dosis intravenosas muy inferiores a 1 mg / kg con ZOLOFT no está claro. El médico debe, sin embargo, ser consciente de la posibilidad de síntomas emergentes de síndrome serotoninérgico con el uso de este tipo (ver Advertencias). Poblaciones especiales: Dosis en pacientes con disfunción hepática - El uso de sertralina en pacientes con enfermedad hepática debe realizarse con precaución. Los efectos de la sertralina en pacientes con disfunción hepática moderada a severa no han sido estudiados. Si la sertralina es administrada a pacientes con disfunción hepática, se debe utilizar una dosis menos frecuente o inferior (ver Farmacología y Precauciones). Tratamiento de mujeres embarazadas durante el tercer trimestre: Los neonatos expuestos al ZOLOFT y otros ISRSs o IRSNs, al final del tercer trimestre han desarrollado complicaciones que requerían hospitalización prolongada, soporte respiratorio y alimentación por tubo (ver Precauciones). Cuando se trata con ZOLOFT a las mujeres embarazadas durante el tercer trimestre, el médico debe considerar cuidadosamente los riesgos y beneficios potenciales del tratamiento. Discontinuación del tratamiento con ZOLOFT: Se ha reportado síntomas asociados con la discontinuación de ZOLOFT y otros ISRSs e IRSNs (ver Precauciones). Los pacientes deben ser monitorizados con respecto a estos síntomas cuando discontinúen el tratamiento. Siempre que sea posible, se recomienda una reducción gradual en la dosis en lugar de un cese abrupto. Si se presentan síntomas intolerables luego de una disminución de la dosis o luego de la discontinuación del tratamiento, se puede considerar el reinicio con la dosis previamente prescrita. Posteriormente, el médico puede continuar disminuyendo la dosis pero en una proporción más gradual.
Contraindicaciones
El uso de inhibidores de la MAO destinados al tratamiento de los trastornos psiquiátricos con ZOLOFT o dentro de los 14 días siguientes a la suspensión del tratamiento con Zoloft está contraindicado debido a un aumento del riesgo de síndrome serotoninérgico. El uso de Zoloft dentro de los 14 días de dejar de tomar un IMAO destinado a tratar trastornos psiquiátricos también está contraindicado (ver Advertencias y Dosificación). Comenzar a usar ZOLOFT en un paciente que está recibiendo tratamiento con inhibidores de la MAO, como el azul de metileno o linezolid por vía intravenosa también está contraindicado debido a un mayor riesgo de síndrome serotoninérgico (ver Advertencias y Dosificación). El uso concomitante en pacientes que toman pimozida está contraindicado (ver Precauciones). ZOLOFT está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a la sertralina o a alguno de sus ingredientes inactivos en ZOLOFT.
Reacciones adversas
Durante la evaluación pre comercialización, múltiples dosis de ZOLOFT fueron administradas a más de 4000 adultos a partir del 18 de febrero de 2000. Las condiciones y duración de la exposición a ZOLOFT tuvieron gran variación e incluyeron (en categorías superpuestas) estudios de farmacología clínica, estudios abierto y doble ciego, estudios controlados y no controlados, estudios con pacientes internos y externos, estudios con ajuste y dosis fija y estudios para múltiples indicaciones, incluyendo trastorno depresivo mayor, TOC, trastorno de pánico, TEPT, TDPM y trastorno de ansiedad social. Los eventos adversos asociados con esta exposición fueron registrados por los investigadores clínicos utilizando terminología de su propia elección. Por consiguiente, no es posible proporcionar un estimado significativo de la proporción de individuos que experimentan eventos adversos sin primero agrupar los tipos similares de eventos adversos en un número menor de categorías de eventos estandarizados. En las tablas siguientes se ha utilizado un diccionario de la Organización Mundial de la Salud para clasificar los eventos adversos reportados. Por ello, las frecuencias presentadas representan la proporción de los más de 4000 individuos adultos expuestos a dosis múltiples de ZOLOFT que experimentaron un eventos adverso resultante del tratamiento del tipo citado en al menos una ocasión mientras recibían ZOLOFT. Un evento fue considerado resultante del tratamiento si se presentó por primera vez o si empeoró mientras se recibía la terapia luego de la evaluación inicial. Es de importancia enfatizar que los eventos reportados durante la terapia no necesariamente fueron causados por ella. El prescriptor debe estar consciente de que las cifras en las tablas y tabulaciones no pueden ser utilizadas para predecir la incidencia de efectos adversos en el curso de la práctica médica usual en la que las características del paciente y otros factores difieren de los que prevalecieron en los estudios clínicos. De forma similar, las frecuencias citadas no pueden compararse con las cifras obtenidas de otras investigaciones clínicas incluyendo diferentes tratamientos, usos e investigadores. Sin embargo, las cifras citadas proporcionan al médico prescriptor algunas bases para la estimación de la contribución relativa del medicamento y factores no relacionados con el medicamento a la tasa de incidencia de los efectos adversos en la población estudiada. Incidencia en estudios clínicos controlados por placebo: En la tabla 2 se enumeran los eventos adversos resultantes del tratamiento más comunes asociados con el uso de ZOLOFT (incidencia de al menos 5% para ZOLOFT y al menos dos veces que para el placebo dentro de al menos una de las indicaciones) para el tratamiento de pacientes adultos con trastorno depresivo mayor/otro*, TOC, trastorno de pánico, TEPT, TDPM y trastorno de ansiedad social en estudios clínicos controlados por placebo. La mayoría de pacientes en los estudios con trastorno depresivo mayor/otro*, TOC, trastorno de pánico, TEPT y trastorno de ansiedad social recibieron dosis de 50 a 200 mg/día. Los pacientes en el estudio de TDPM con una dosificación diaria durante todo el ciclo menstrual recibieron dosis de 50 a 150 mg/día, y en el estudio TDPM con una dosificación durante la fase lútea del ciclo menstrual recibieron dosis de 50 a 100 mg/día. En la tabla 3 se enumeran los eventos adversos resultantes del tratamiento que se presentaron en 2% o más de los pacientes adultos tratados con ZOLOFT y con una mayor incidencia que el placebo, quienes participaron en estudios clínicos controlados comparando ZOLOFT con placebo para el tratamiento del trastorno depresivo mayor/otro*, TOC, trastorno de pánico, TEPT, TDPM y trastorno de ansiedad social. En la tabla 3 se proporcionan los datos combinados para el conjunto de estudios proporcionados de forma separada según indicación en la Tabla 2.




Asociado con la discontinuación en los estudios clínicos controlados por placebo: En la Tabla 4 se listan los eventos adversos asociados con la discontinuación del tratamiento con ZOLOFT (clorhidrato de sertralina) (incidencia de al menos dos veces la del placebo y al menos 1% para el ZOLOFT en estudios clínicos) para el trastorno depresivo mayor/otros*, TOC, trastorno de pánico, TEPT, TDPM y trastorno de ansiedad social.


Disfunción sexual femenina y masculina con los ISRSs: Aunque los cambios en el deseo sexual, desempeño sexual y satisfacción sexual con frecuencia se presentan como manifestaciones de un trastorno psiquiátrico, también pueden ser consecuencia del tratamiento farmacológico. En particular, cierta evidencia indica que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRSs) pueden causar tales experiencias sexuales adversas. Sin embargo, es difícil obtener estimaciones confiables sobre la incidencia y severidad de experiencias adversas que incluyan el deseo sexual, desempeño y satisfacción, en parte porque los pacientes y médicos pueden ser reacios a discutirlos. Por consiguiente, los estimados de la incidencia de la experiencia y desempeño sexual adverso citado en el rotulado del producto, probablemente subestimen su incidencia real. En la tabla 5 se muestra la incidencia de efectos adversos sexuales reportados en al menos 2% de los pacientes que toman ZOLOFT en estudios clínicos controlados por placebo.


No hubo estudios adecuadamente controlados que evalúen la disfunción sexual con el tratamiento con sertralina. Con todos los ISRSs se ha reportado priapismo. Aunque es difícil conocer el riesgo preciso de disfunción sexual asociado con el uso de ISRSs, los médicos deben investigar de forma rutinaria sobre tales posibles efectos adversos. Otros eventos adversos en pacientes pediátricos: En más de 600 pacientes pediátricos tratados con ZOLOFT, el perfil total de eventos adversos fueron en general similar al observado en estudios en adultos. Sin embargo, los siguientes eventos adversos de estudios clínicos controlados, que no se observan en las Tablas 2 y 3, fueron reportados con una incidencia de al menos 2% y ocurrieron en una proporción de al menos dos veces el índice del placebo (N=281 pacientes tratados con ZOLOFT): fiebre, hiperquinesia, incontinencia urinaria, reacción agresiva, sinusitis, epistaxis y púrpura. Otros eventos observados durante la evaluación pre comercialización de ZOLOFT (clorhidrato de sertralina): A continuación se muestra una lista de eventos adversos resultantes del tratamiento reportados durante la evaluación pre comercialización de ZOLOFT en estudios clínicos (más de 4000 sujetos adultos), excepto aquellos que ya se han listado en las tablas previas o en alguna parte del rotulado. En las tablas siguientes se ha utilizado un diccionario de la Organización Mundial de la Salud para clasificar los eventos adversos reportados. Por ello, las frecuencias presentadas representan la proporción de los más de 4000 individuos adultos expuestos a dosis múltiples de ZOLOFT que experimentaron un evento del tipo citado en al menos una ocasión mientras recibían ZOLOFT. Todos los eventos están incluidos, excepto aquellos listados en las tablas previas o en alguna parte del rotulado y aquellos reportados en términos tan generales que son poco informativos y aquellos para los cuales la relación causal con el tratamiento con ZOLOFT parece ser remota. Es de importancia enfatizar que aunque los eventos reportados se presentaron durante el tratamiento con ZOLOFT, no necesariamente fueron causados por este medicamento. Los eventos son posteriormente categorizados según el sistema corporal y se listan en orden de frecuencia decreciente de acuerdo a las siguientes definiciones: eventos adversos frecuentes son aquellos que sepresentan en una o más ocasiones en al menos 1/100 pacientes, eventos adversos infrecuentes son aquellos que se presentan en 1/100 a 1/1000 pacientes, eventos poco frecuentes son aquellos que se presentan en menos de 1/1000 pacientes. Los eventos de importancia clínica mayor también son descritos en la sección Precauciones. Trastornos del Sistema Nervioso Autónomo: Frecuente: Impotencia, infrecuentes: ruborización, aumento de la salivación, piel fría y húmeda, midriasis, Raros: palidez, glaucoma, priapismo, vasodilatación. Cuerpo en general: Trastornos generales - Raros: reacción alérgica, alergia. Cardiovascular: recuente: palpitaciones, dolor de pecho, Infrecuentes: hipertensión, taquicardia, vértigo postural, hipotensión postural, edema periorbital, edema periférico, hipotensión, isquemia periférica, síncope, edema, edema dependiente, Raros: dolor de pecho precordial, dolor de pecho subesternal, hipertensión agravada, infarto al miocardio, trastorno cerebrovascular. Trastornos del Sistema Nervioso Central y Periférico: Frecuente: hipertonía, hipoestesia, Infrecuente: espasmo muscular, confusión, hipercinesia, vértigo, ataxia, migraña, coordinación anormal, hiperestesia, calambres en las piernas, marcha anormal, nistagmo, hipocinesia, Raros: disfonía, coma, discinesia, hipotonía, ptosis, coreoatetosis, hiporreflexia. Trastornos de la piel y apéndices: Infrecuentes: prurito, acné, urticaria, alopecia, piel seca, rash eritematoso, reacción de fotosensibilidad, rash maculopapular, Raros: rash folicular, eccema, dermatitis, dermatitis de contacto, erupción ampollar, hipertricosis, decoloración de la piel, rash pustular. Trastornos endocrinos: Raros: exoftalmos, ginecomastia. Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: aumento del apetito, Infrecuentes: disfagia, caries dental agravada, eructos, esofagitis, gastroenteritis, Raros: melena, glositis, hiperplasia gingival, hipo, estomatitis, tenesmo, colitis, diverticulitis, incontinencia fecal, gastritis, hemorragia rectal, úlcera péptica hemorrágica, proctitis, estomatitis ulcerativa, edema de lengua, ulceración de lengua. General: Frecuente: dolor de espalda, astenia, malestar, incremento de peso, Infrecuente: fiebre, escalofríos, edema generalizado, Raros: edema facial, estomatitis aftosa. Trastornos del oído y vestibulares: Raros: hiperacusia, trastorno laberíntico. Hematopoyético y linfático: Raros: anemia, hemorragia en la cámara anterior del ojo. Trastornos del sistema hepático y biliar: Raros: función hepática anormal. Trastornos del Metabolismo y Nutrición: Infrecuentes: sed, Raras: hipoglicemia, reacción hipoglicémica. Trastornos del Sistema Musculoesquelético: Frecuente: mialgia, infrecuentes: artralgia, distonía, artrosis, calambres musculares, debilidad muscular. Trastornos psiquiátricos: Frecuente: bostezos, otra disfunción sexual masculina, otra disfunción sexual femenina, Infrecuente: depresión, amnesia, paroniria, bruxismo, inestabilidad emocional, apatía, sueños anormales, euforia, reacción paranoide, alucinaciones, reacción agresiva, depresión agravada, delirio, Raras: síndrome de retiro, idea de suicidio, incremento de la libido, sonambulismo, ilusiones. Sistema reproductor: Infrecuentes: trastornos menstruales, dismenorrea, sangrado intermenstrual, hemorragia vaginal amenorrea, leucorrea, Raros: dolor de mamas, menorragia, balanopostitis, agrandamiento de mamas, vaginitis atrófica, mastitis aguda femenina. Trastornos del Sistema Respiratorio: Frecuente: rinitis, infrecuentes: tos, disnea, infección del tracto respiratorio superior, epistaxis, broncoespasmo, sinusitis, Raros: hiperventilación, bradipnea, estridor, apnea, bronquitis, hemoptisis, hipoventilación, laringismo, laringitis. Sentidos especiales: Frecuentes: tinnitus, infrecuentes: conjuntivitis, dolor de oído, dolor de vista, acomodación anormal, Raros: xeroftalmia, fotofobia, diplopía, lagrimación anormal, escotoma, defecto del campo visual. Trastornos del Sistema Urinario: Infrecuente: micción frecuente, poliruia, retención urinaria, disuria, nocturia, incontinencia urinaria, Raros: cistitis, oliguria, pielonefritis, hematuria, dolor renal, estranguria. Pruebas de laboratorio: En el hombre, las elevaciones asintomáticas de las transaminasas séricas (SGOT [o AST] y SGPT [o ALT]) han sido reportadas de forma infrecuente (aproximadamente 0.8%) en asociación con la administración ZOLOFT (clorhidrato de sertralina). Estas elevaciones de las enzimas hepáticas usualmente se presentan dentro de las primeras semanas hasta la semana 9 de tratamiento con el medicamento y disminuyen inmediatamente después de discontinuar el medicamento. La terapia con ZOLOFT estuvo asociada con pequeños incrementos medios en el colesterol total (aproximadamente 3%) y triglicéridos (aproximadamente 5%), y una pequeña disminución media en el ácido úrico sérico (aproximadamente 7%) sin importancia clínica aparente. El perfil de seguridad observado con el tratamiento con ZOLOFT en pacientes con trastorno depresivo mayor, TOC, trastorno de pánico, TEPT, TDPM y trastorno de ansiedad social es similar. Otros eventos observados durante la evaluación post comercialización de ZOLOFT: Los reportes de eventos adversos asociados temporalmente con ZOLOFT que han sido recibidos desde la introducción en el mercado, que no se encuentran listados arriba y que pueden no tener ninguna relación causal con el medicamento incluyen los siguientes: insuficiencia renal aguda, reacción anafilactoide, angioedema, ceguera, neuritis óptica, catarata, incremento de los tiempos de coagulación, bradicardia, bloqueo AV, arritmias auriculares, prolongación del intervalo QT, taquicardia ventricular (incluyendo arritmias tipo torsade de pointes), espasmo cerebrovascular (incluyendo el síndrome de vasoconstricción cerebral reversible y el síndrome de Call-Fleming), hipotiroidismo, agranulocitosis, anemia aplásica y pancitopenia, leucopenia, trombocitopenia, síndrome parecido al lupus, enfermedad sérica, diabetes miellitus, hiperglicemia, galactorrea, hiperprolactinemia, síntomas extrapiramidales, crisis oculógira, síndrome serotoninérgico, psicosis, hipertensión pulmonar, reacciones cutáneas severas que pueden ser potencialmente fatales, tales como el síndrome de Stevens - Johnson, vasculitis, fotosensibilidad y otros trastornos cutáneos severos, reportes raros de pancreatitis y eventos hepáticos - características clínicas (que en la mayoría de los casos pareció ser reversible con la discontinuación del ZOLOFT) que se presentaron en uno o más pacientes incluyen: elevación de enzimas, incremento de la bilirrubina, hepatomegalia, hepatitis, ictericia, dolor abdominal, vómitos, insuficiencia hepática y muerte.
Precauciones
General: Activación de manía/hipomanía: Durante las evaluaciones pre comercialización, se presentó hipomanía o manía en aproximadamente 0.4% de los pacientes tratados con ZOLOFT (clorhidrato de sertralina). Pérdida de peso: Para algunos pacientes, una significativa pérdida de peso puede ser un resultado indeseable del tratamiento con sertralina, pero en promedio los pacientes en los estudios clínicos tuvieron una mínima pérdida de peso de 0.45 a 0.9 Kg de peso, versus menores cambios con el placebo. Solo raramente los pacientes que recibieron sertralina discontinuaron el estudio debido a la pérdida de peso. Convulsiones: ZOLOFT no ha sido evaluado en pacientes con trastorno convulsivo. Estos pacientes fueron excluidos de los estudios clínicos durante la evaluación de pre comercialización del producto. No se observó convulsiones entre aproximadamente 3000 pacientes tratados con ZOLOFT en el programa de desarrollo para trastorno depresivo mayor. Sin embargo, 4 pacientes, de aproximadamente 1800 (220 < 18 años de edad), expuestos durante el programa de desarrollo para trastorno obsesivo compulsivo experimentaron convulsiones, representando una incidencia bruta de 0.2%. Tres de estos pacientes fueron adolescentes, dos con un trastorno convulsivo y uno con una historia familiar de trastorno convulsivo, ninguno de los cuales estuvo recibiendo medicamentos anticonvulsivantes. Por consiguiente, el tratamiento con ZOLOFT debe iniciarse cuidadosamente en pacientes con un trastorno convulsivo. Discontinuación del tratamiento con Zoloft: Durante la comercialización de Zoloft y otros ISRSs e IRSNs (inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina), se han presentado reportes espontáneos de eventos adversos que ocurrieron luego de la discontinuación de estos medicamentos, en particular cuando eran abruptos, incluyendo los siguientes: estado de ánimo disfórico, agitación, vértigo, alteraciones sensoriales (p.ej., parestesias tales como sensaciones de shock eléctrico), ansiedad, confusión, dolor de cabeza, letargia, inestabilidad emocional, insomnio e hipomanía. Aunque estos eventos generalmente son autolimitantes, se han presentado reportes de síntomas de discontinuación severos. Los pacientes deben ser controlados con respecto a estos síntomas cuando discontinúen el tratamiento con Zoloft. Siempre que sea posible, se recomienda una reducción gradual en la dosis en lugar de un cese abrupto. Si se presentan síntomas intolerables luego de una disminución de la dosis o luego de la discontinuación del tratamiento, se puede considerar el reinicio con la dosis previamente prescrita. Posteriormente, el médico puede continuar disminuyendo la dosis pero en una proporción más gradual (ver Dosificación). Sangrado anormal: Los ISRSs e IRSNs, incluyendo Zoloft, pueden incrementar el riesgo de eventos de sangrado. El uso concomitante de aspirina, antiinflamatorios no esteroideos, warfarina y otros anticoagulantes puede sumarse a este riesgo. Los reportes de casos y estudios epidemiológicos (diseño de cohorte y casos control) han demostrado una asociación entre el uso de medicamentos que interfieren con la recaptación de serotonina y la aparición de sangrado gastrointestinal. Los eventos de sangrado relacionados con el uso de ISRSs e IRSNs varían desde equimosis, hematomas, epistaxis y petequias hasta hemorragias que ponen en riesgo la vida. Se debe advertir a los pacientes sobre el riesgo de sangrado asociado con el uso concomitante de Zoloft y los AINEs, aspirina, u otros medicamentos que afectan la coagulación. Efecto uricosúrico débil: ZOLOFT (clorhidrato de sertralina) está asociado con una disminución media del ácido úrico sérico de aproximadamente 7%. No se conoce la significancia clínica de este efecto uricosúrico débil. Uso en pacientes con enfermedad concomitante: La experiencia clínica con ZOLOFT en pacientes con ciertas enfermedades sistémicas concomitantes es limitada. Se aconseja tener precaución al utilizar ZOLOFT en pacientes con enfermedades o condiciones que puedan afectar el metabolismo o las respuestas hemodinámicas. Los pacientes con historia reciente de infarto al miocardio o enfermedad cardíaca inestable fueron excluidos de los estudios clínicos durante la evaluación pre comercialización del producto. Sin embargo, los electrocardiogramas de 774 pacientes que recibieron ZOLOFT en estudios clínicos doble ciego fueron evaluados y los datos indican que ZOLOFT no está asociado con el desarrollo de anormalidades significativas en el ECG. La administración de ZOLOFT en un rango de dosis flexible de 50 a 200 mg/día (dosis media de 89 mg/día) se evaluó en un estudio clínico controlado por placebo post comercialización en 372 sujetos aleatorizados con un diagnóstico DSM-IV de trastorno depresivo mayor e historia reciente de infarto al miocardio o angina inestable que requirió hospitalización. Las exclusiones de este estudio clínico incluyeron, entre otras, pacientes con hipertensión no controlada, necesidad de cirugía cardíaca, historia de CABG (cirugía coronaria de revascularización cardíaca) dentro de los 3 meses del evento, bradicardia sintomática o severa, causa de angina no aterosclerótica, disfunción renal clínicamente significativa (creatinina > 2.5 mg/dl), y disfunción hepática clínicamente significativa. El tratamiento con ZOLOFT iniciado durante la fase aguda de recuperación (dentro de los 30 días post IM o post hospitalización para angina inestable) fue indistinguible del placebo en este estudio en los siguientes parámetros de tratamiento en la semana 16: fracción de eyección del ventrículo izquierdo, eventos cardiovasculares totales (angina, dolor de pecho, edema, palpitaciones, síncope, vértigo postural, ICC, IM, taquicardia, bradicardia y cambios en la presión arterial) y eventos cardiovasculares mayores incluyendo muerte o que requerían hospitalización (para IM, ICC, accidente cerebrovascular o angina). ZOLOFT es metabolizado extensamente en el hígado. En pacientes con disfunción hepática leve crónica, la depuración de sertralina se redujo, lo que resultó en un Cmáx, vida media de eliminación y AUC incrementados. Los efectos de la sertralina en pacientes con disfunción hepática moderada a severa no han sido estudiados. El uso de sertralina en pacientes con enfermedad hepática debe realizarse con precaución. Si la sertralina es administrada a pacientes con disfunción hepática, se debe utilizar una dosis menos frecuente o inferior (ver Dosificación). Debido a que ZOLOFT es extensamente metabolizado, la excreción del medicamento sin modificación en la orina es una vía menor de eliminación. Un estudio clínico en el que se comparó la farmacocinética de la sertralina en voluntarios sanos con la de los pacientes con disfunción renal, leve a severa (requiriendo diálisis) indicó que la farmacocinética y la unión a proteínas no se ven afectadas por la enfermedad renal. En base a los resultados farmacocinéticos, no existe necesidad de ajustar la dosis en los pacientes con disfunción renal. (ver Farmacología). Interferencia con la función motora y cognitiva: En los estudios controlados, el ZOLOFT no ocasionó sedación y no interfirió con la función psicomotora. Hiponatremia: La hiponatremia se puede presentar como resultado del tratamiento con los ISRSs e IRSNs, incluyendo al ZOLOFT. En diversos casos, al parecer esta hiponatremia aparece como resultado del síndrome de una secreción inadecuada de hormona antidiurética (SIHAD). Casos con valores de sodio sérico inferiores a 110 mmol/L han sido reportados. Los adultos mayores pueden estar en mayor riesgo de desarrollar hiponatremia con los ISRSs y los IRSNs. Además, los pacientes que toman diuréticos o que por otro motivo presentan un volumen de depleción menor pueden estar en mayor riesgo (ver USO GERIÁTRICO). Se debe considerar la discontinuación del ZOLOFT en los pacientes con hiponatremia sintomática y se debe iniciar una intervención médica adecuada. Los signos y síntomas de hiponatremia incluyen dolor de cabeza, dificultad de concentración, disfunción de la memoria, confusión, debilidad e inestabilidad que puede provocar caídas. Los signos y síntomas asociados con casos agudos y/o más severos incluyeron alucinaciones, síncope, convulsiones, coma, paro respiratorio y muerte. Función plaquetaria: Se han presentado reportes poco frecuentes de función plaquetaria alterada y/o resultados anormales en los estudios de laboratorio en pacientes que tomaban ZOLOFT. Aunque ha habido reportes de sangrado anormal o púrpura en varios pacientes que tomaban ZOLOFT, no está claro si se debe al ZOLOFT. Glaucoma de ángulo cerrado: los ISRS incluida la sertralina pueden afectar el tamaño de la pupila y causar midriasis. Este efecto midriático podría estrechar el ángulo ocular y causar un aumento de la presión intraocular y un glaucoma de ángulo cerrado, especialmente en pacientes predispuestos. Por esto, la sertralina debe emplearse con cautela en pacientes con glaucoma de ángulo cerrado o con antecedentes de glaucoma. Información para los pacientes: Los prescriptores u otros profesionales de la salud deben informar a los pacientes, familiares y personas que cuidan a los pacientes acerca de los beneficios y riesgos asociados con el tratamiento con Zoloft y deben guiarlos sobre su uso adecuado. Se debe aconsejar a los pacientes sobre la aparición de los siguientes problemas y pedirles que acudan a su prescriptor si se presentaran mientras toman ZOLOFT. Empeoramiento clínico y riesgo de suicidio: A los pacientes, familiares y personas que cuidan al paciente se les debe indicar que estén alertas acerca de la aparición de ansiedad, agitación, ataques de pánico, insomnio, irritabilidad, hostilidad, agresividad, impulsividad, acatisia (inquietud psicomotora), hipomanía, manía, otros cambios inusuales en el comportamiento, empeoramiento de la depresión e idea de suicidio, especialmente al inicio durante el tratamiento con antidepresivos y cuando se ajusta la dosis hacia arriba o abajo. Se debe aconsejar a los familiares y personas que cuidan a los pacientes que observen la aparición de dichos síntomas día a día, ya que los cambios pueden ser abruptos. Tales síntomas deben ser reportados al prescriptor del paciente o profesional de la salud, especialmente si son severos, de inicio abrupto o no fueron síntomas que se presentaban en el paciente. Síntomas tales como estos pueden estar asociados con un riesgo incrementado de pensamiento y comportamiento suicida e indican que es necesario un control muy cercano y posibles cambios en la medicación. Se debe advertir a los pacientes sobre el riesgo de síndrome serotoninérgico asociado con el uso concomitante de IRSNs e ISRSs, incluyendo Zoloft, y triptanos, tramadol u otros agentes serotoninérgicos. Se debe informar a los pacientes que aunque ZOLOFT no ha mostrado afectar la capacidad de los sujetos normales para realizar tareas que requieren habilidades mentales y motoras complejas en los experimentos de laboratorio, los medicamentos que actúan en el sistema nervioso central pueden afectar de forma adversa a algunos individuos. Por ello, se debe informar a los pacientes que hasta que ellos observen cuál es su respuesta a ZOLOFT, deben realizar sus actividades con cuidado cuando necesiten estar alertas, tal como conducir un carro u operar maquinaria. Se debe advertir a los pacientes acerca del uso concomitante de Zoloft y AINEs, aspirina, warfarina u otros medicamentos que afectan la coagulación, ya que el uso combinado de medicamentos psicotrópicos que interfieren con la recaptación de serotonina y estos agentes está asociado con un riesgo incrementado de sangrado. Se debe informar a los pacientes que aunque ZOLOFT no ha mostrado, en experimentos con sujetos normales, incrementar la afectación de las habilidades motoras y mentales causadas por el alcohol, no se aconseja el uso concomitante de ZOLOFT y alcohol. Se debe informar a los pacientes que aunque no se conoce de interacciones adversas entre ZOLOFT y medicamentos OTC, existe el potencial de interacción. Por ello, el uso de cualquier producto OTC debe ser iniciado con mucha precaución de acuerdo a las indicaciones de uso dadas para el producto OTC. Se debe aconsejar a las pacientes que notifiquen a su médico si quedan embarazadas o tienen la intención de quedar embarazadas durante la terapia. Se debe aconsejar a las pacientes que notifiquen a su médico si están dando de lactar. Pruebas de Laboratorio: Se han reportados falso-positivos en inmunoensayos para detección de benzodiazepinas en orina en pacientes que tomaban Sertralina. Esto se debe a una falta de especificidad por parte de la prueba de detección. Los resultados falsospositivos pueden ser esperados aun después de varios días luego de la suspensión de la terapia con Sertralina. Pruebas confirmatorias, como cromatografía de gases /espectrofotometría de masas, diferenciarán a la Sertralina de la benzodiazepinas. Interacciones con medicamentos: Efectos potenciales de la coadministración con medicamentos con alta unión a proteínas plasmáticas - Debido a que la sertralina se une fuertemente a las proteínas plasmáticas, la administración de ZOLOFT (clorhidrato de sertralina) a un paciente que tome otro medicamento que también se una fuertemente a las proteínas (p.ej., warfarina, digitoxina) puede causar un cambio en las concentraciones plasmáticas resultando potencialmente en un efecto adverso. A la inversa, los efectos adversos pueden resultar de un desplazamiento del ZOLOFT unido a las proteínas por otros medicamentos con fuerte unión. En un estudio que comparó el AUC del tiempo de protrombina (0-120 horas) luego de la dosis con warfarina (0.75 mg/kg) antes y después de 21 días de tratamiento con ZOLOFT (50-200 mg/día) o placebo, hubo un incremento medio en el tiempo de protrombina de 8% relativo al basal para ZOLOFT comparado con una disminución del 1% para el placebo (p < 0.02). La normalización del tiempo de protrombina para el grupo que recibió ZOLOFT se retrasó en comparación con el grupo que recibió placebo. No se conoce la significancia clínica de este cambio. Por consiguiente, el tiempo de protrombina debe ser controlado cuidadosamente cuando la terapia con ZOLOFT sea iniciada o detenida. Cimetidina: En un estudio que evalúa la disposición de ZOLOFT (100 mg) en el segundo de los 8 días de la administración de cimetidina (800 mg diarios), hubieron incrementos significativos en el AUC promedio de ZOLOFT (50%), Cmáx (24%) y vida media (26%) comparado con el grupo placebo. No se conoce la significancia clínica de estos cambios. Medicamentos activos en el SNC: En un estudio que compara la disposición de diazepam administrado intravenosamente antes y después de los 21 días de tratamiento con ZOLOFT (dosis de escalonamiento de 50 a 200 mg/día) o placebo, hubo una disminución del 32% relativa al basal en el aclaramiento de diazepam para el grupo del ZOLOFT, comparado con una disminución del 19% relativa al basal para el grupo del placebo (p < 0.03). Hubo un incremento del 23% en el Tmáx para el desmetil diazepam en el grupo del ZOLOFT, comparado con una disminución del 20% en el grupo del placebo (p < 0.03). No se conoce la significancia clínica de estos cambios. En un estudio clínico controlado por placebo en voluntarios normales, la administración de dos dosis de ZOLOFT no modificaron significativamente las concentraciones de litio en el estado estacionario o el aclaramiento renal del litio. Sin embargo, actualmente, se recomienda que las concentraciones plasmáticas de litio sean monitorizadas luego de iniciar el tratamiento con ZOLOFT con ajustes adecuados de la dosis de litio. En un estudio controlado de una sola dosis (2 mg) de la pimozida, 200 mg de sertralina (qd) la coadministración al estado estacionario se asoció con un incremento medio de la AUC de pimozida y Cmax de aproximadamente 40%, pero no se asoció con cambios en ECG. Dado que la dosis más alta recomendada pimozida (10 mg) no ha sido evaluada en combinación con sertralina, el efecto sobre el intervalo QT y los parámetros farmacocinéticos a dosis superiores a 2 mg en este momento no se conocen. Si bien el mecanismo de esta interacción es desconocido, debido al índice terapéutico estrecho de pimozida y debido a la interacción observó con una dosis baja de pimozida, la administración concomitante de ZOLOFT y pimozida debería estar contraindicado (ver Contraindicaciones). Los resultados de un estudio clínico controlado con placebo en voluntarios sanos sugieren que la administración crónica de 200 mg/día de sertralina no produce inhibición clínicamente importante del metabolismo de la fenitoína. Sin embargo, actualmente se recomienda que las concentraciones plasmáticas de fenitoína sean monitorizadas luego del inicio del tratamiento con Zoloft, con ajustes adecuados de la dosis de fenitoína, en particular en pacientes con múltiples condiciones médicas subyacentes y/o aquellos que reciben múltiples medicaciones concomitantes. El efecto del Zoloft en las concentraciones de valproato no se ha evaluado en los estudios clínicos. En ausencia de tales datos, se recomienda que las concentraciones plasmáticas de valproato sean monitorizadas luego del inicio del tratamiento con Zoloft con ajustes adecuados de la dosis de valproato. El riesgo de utilizar ZOLOFT en combinación con otros medicamentos activos en el SNC no se ha evaluado de forma sistemática. Por tanto, se aconseja tener precauc

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *