VITERNUM VITAMINADO - Precauciones

Los pacientes que presentan síntomas de pérdida severa del apetito deben ser evaluados cuidadosamente para excluir cualquier proceso patológico subyacente. No ingerir alcohol o medicación depresora del SNC durante el tratamiento. Debe ser restringido cuando se necesite realizar actividades con un estado de alerta permanente (conducción de vehículos, máquinas de precisión). Puede producir somnolencia y sedación, especialmente en los primeros días del tratamiento, lo cual debe de advertirse a pacientes que desempeñan actividades que requieran estado de alerta. Por sus efectos anticolinérgicos puede estar contraindicado en los siguientes estados: Incremento de la presión intraocular, historia de asma bronquial, hipertiroidismo, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial. Puede causar somnolencia en los adultos y excitación en los niños (se menciona hasta convulsiones). Los ancianos son más susceptibles a las reacciones adversas, tales como: somnolencia, lasitud, incoordinación, fatiga y diplopía, sequedad de boca, náuseas, vómitos, diarrea, polaquiuria, dificultad para la micción o retención urinaria, puede precipitar glaucoma a personas predispuestas. No administrar en niños menores de 2 años. No se recomienda su uso durante el embarazo, por no existir experiencias clínicas en este campo.