ULTRAVIST - Precauciones

Para todas las indicaciones: Reacciones de hipersensibilidad: Se puede relacionar a ULTRAVIST con reacciones anafilácticas/de hipersensibilidad u otras reacciones idiosincrásicas que se caracterizan por manifestaciones cardiovasculares, respiratorias y cutáneas. Pueden ocurrir reacciones de tipo alérgico desde moderadas hasta severas, incluyendo shock (ver Efectos adversos). La mayoría de estas reacciones ocurren dentro de la hora de su administración. Sin embargo, pueden llegar a producirse reacciones tardías desde horas hasta días posteriores a la administración. El riesgo de que ocurran reacciones de hipersensibilidad es mayor en caso de que existan: Reacciones previas a los medios de contraste. Antecedentes de asma bronquial. Antecedentes de trastornos alérgicos. Los pacientes que reciben agentes betabloqueantes y que experimentan tales reacciones pueden ser refractarios al tratamiento con b-agonistas (ver "Interacciones con otros medicamentos"). En el caso de una reacción grave de hipersensibilidad, los pacientes con enfermedad cardiovascular son más susceptibles a consecuencias graves o incluso mortales. Debido a la posibilidad de que ocurran reacciones de hipersensibilidad severas luego de la administración, se recomienda un control posterior del paciente. Es necesario preveer medidas de emergencia con todos los pacientes. Si hay reacciones de hipersensibilidad (ver "Reacciones adversas"), tiene que interrumpirse inmediatamente la administración del medio de contraste y - si es necesario - instituir terapia específica mediante un acceso venoso. Por tanto, es aconsejable utilizar una cánula permanente flexible para la administración intravenosa del medio de contraste. Para poder tomar las contramedidas inmediatas en caso de emergencia, es necesario disponer de medicamentos adecuados, una sonda endotraqueal y un respirador. Se recomienda un régimen de corticosteroides en el caso de administrarse una premedicación. Uso intravascular: Insuficiencia renal: Puede presentarse una nefrotoxicidad inducida por medios de contraste en forma de un deterioro transitorio de la función renal, luego de la administración intravascular de ULTRAVIST. En casos raros puede presentarse una falla renal aguda. Como factores de riesgo se incluyen, p. ej: Insuficiencia renal preexistente. Deshidratación. Diabetes mellitus. Mieloma múltiple/paraproteinemia. Dosis repetidas y/o altas de ULTRAVIST. Debe garantizarse una adecuada hidratación a todos los pacientes que reciban ULTRAVIST antes de la administración del medio de contraste, preferentemente manteniendo una perfusión intravascular antes y después del procedimiento y hasta que se haya eliminado el medio de contraste por los riñones. Evitando sobrecarga adicional en los riñones en forma de fármacos nefrotóxicos, agentes colecistográficos orales, pinzamiento arterial, angioplastía arterial renal, cirugía mayor, etc. hasta que se haya eliminado el medio de contraste. Retrasando una nueva exploración con medio de contraste hasta que la función renal retorne a los niveles preexploración. Los pacientes sometidos a diálisis pueden recibir medios de contraste para procedimientos radiológicos pues los medios de contraste yodados son eliminados por el proceso de diálisis. Enfermedad cardiovascular: Existe un aumento en el riesgo de cambios hemodinámicos clínicamente relevantes y arritmias en pacientes con cardiopatía significativa o coronariopatía grave. En los pacientes con valvulopatía e hipertensión pulmonar, la administración de medios de contraste puede ocasionar cambios hemodinámicos pronunciados. Las reacciones con cambios ECG isquémicos y arritmia importante son más frecuentes en los pacientes ancianos y en aquellos con cardiopatía preexistente. La inyección intravascular de los medios de contraste puede precipitar un edema pulmonar en los pacientes con insuficiencia cardiaca. Trastornos del SNC: Pacientes con antecedentes convulsivos u otros trastornos del SNC se encuentran en un riesgo mayor de convulsiones y complicaciones neurológicas con la administración de ULTRAVIST. Las complicaciones neurológicas son más frecuentes durante la angiografía cerebral y procedimientos relacionados. Feocromocitoma: Riesgo de crisis hipertensiva. Se recomienda la premedicación con bloqueantes de los receptores alfa. Pacientes con trastornos autoinmunes: Se han comunicado casos de vasculitis grave o de síndrome similar al de Stevens-Johnson en pacientes con trastornos autoinmunes preexistentes. Miastenia grave: La administración de medios de contraste yodados puede agravar los síntomas de la miastenia grave. Alcoholismo: El alcoholismo agudo o crónico puede aumentar la permeabilidad de la barrera hematoencefálica. Esto facilita el paso del medio de contraste al tejido cerebral, ocasionando eventualmente reacciones del SNC. También se ha de tener precaución en alcohólicos y drogadictos debido a la posibilidad de un umbral convulsivo reducido. Acontecimientos tromboembólicos: Una propiedad de los medios de contraste no iónicos es la baja interferencia con las funciones fisiológicas normales. En consecuencia, los medios de contraste no iónicos tienen menos actividad anticoagulante in vitro que los medios iónicos. Además del medio de contraste, existen numerosos factores que pueden contribuir a la presentación de eventos tromboembólicos como la duración del procedimiento, el número de inyecciones, el material del catéter y de la jeringa, el estado de la enfermedad subyacente y la medicación concomitante. Por tanto, se debe tener presente esto al realizar un procedimiento de cateterización vascular y prestar especial atención a la técnica angiográfica e irrigar con frecuencia el catéter con solución salina fisiológica (si es posible con la adición de heparina) y minimizar la duración del procedimiento para reducir el riesgo de tromboembolismo relacionado con el procedimiento. Se ha notificado que la utilización de jeringas de plástico en lugar de las de vidrio reduce, pero no elimina, la probabilidad de coagulación in vitro. Se aconseja precaución en los pacientes con homocistinuria debido al riesgo de inducir tromboembolismo. Uso intratecal: ULTRAVIST 300 / 370 no son indicados para uso intratecal. Uso en otras cavidades corporales: Tiene que excluirse la posibilidad de un embarazo antes de realizar una histerosalpingografía. La inflamación de los conductos biliares o de las trompas puede aumentar el riesgo de reacciones después de una CPRE o de procedimientos histerosalpingográficos. Los medios de contraste hidrosolubles de baja osmolaridad se deben utilizar de forma rutinaria en los estudios gastrointestinales en recién nacidos, lactantes y niños porque estos pacientes corren un riesgo especial de aspiración, oclusión intestinal o salida extraluminal a la cavidad peritoneal. Empleo durante el embarazo y la lactancia: Embarazo: No se han efectuado estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. No se ha demostrado suficientemente que los medios de contraste no iónicos sean seguros para su uso en pacientes embarazadas. Mientras sea posible deberá ser evitada una exposición a los rayos X durante el embarazo. Deberán ser cuidadosamente evaluados los riesgos y beneficios de un examen radiológico, usando o no medios de contraste. Estudios efectuados en animales no demostraron la existencia de efectos dañinos durante el embarazo, desarrollo embriofetal, durante el parto o el durante el desarrollo posterior. Lactancia: No se ha investigado la seguridad de ULTRAVIST en niños lactantes. La excreción de medios de contraste por leche humana es escasa. No es probable que se produzca daño en el niño lactante.