Prospecto TONIKON

Composición
Por 5ml: ciproheptadina 1,333mg, vitamina B1 0,60mg, vitamina B2 0,90mg, vitamina B6 0,60mg, vitamina B12 1,70mcg, dexpantenol 2,00mg, nicotinamida 10,00mg, hierro 25,00mg. Excipientes cs. Por 100ml: ciproheptadina 26,66mg, vitamina B1 12,00mg, vitamina B2 18,00mg, vitamina B6 12,00mg, vitamina B12 0,034mg, dexpantenol 40,00mg, nicotinamida 200,00mg, hierro 500,00mg. Excipientes cs.
Farmacología
Ciproheptadina estimula el apetito, posiblemente al interferir con la actividad de la serotonina sobre el centro del apetito en el hipotálamo. Compite con la serotonina por los receptores, bloqueando la respuesta a la serotonina en la musculatura lisa vascular e intestinal. Para lograr una buena asimilación de los alimentos ingeridos, intervienen mecanismos enzimáticos que ayudan a la fijación de los mismos en los tejidos del organismo. TONIKON contiene dosis adecuadas de vitaminas del grupo B, vitaminas hidrosolubles. Tiamina, conocida como B1, es una vitamina que favorece el metabolismo de los carbohidratos. Riboflavina, llamada también B2, es necesaria para la respiración de los tejidos, la activación de la piridoxina y para mantener la integridad de los glóbulos rojos de la sangre. Nicotinamida o niacinamida o vitamina B3 forma parte de dos coenzimas requeridas para la respiración de los tejidos, la glicogenolisis y el metabolismo de los lípidos, aminoácidos, proteínas y purinas. Piridoxina o vitamina B6 interviene en variadas funciones metabólicas que afectan la utilización de las proteínas, carbohidratos y lípidos. Cianocobalamina o vitamina B12 es esencial para el crecimiento, la reproducción celular, la hematopoyesis y síntesis de nucleoproteínas y mielina. Dexpantenol es precursor de la coenzima A y ésta a su vez favorece la síntesis de acetil coenzima A. De esta, manera interviene en los procesos de acetilación en el ciclo de Krebs y en la transformación de la colina en acetilcolina. Hierro es un factor importante en la síntesis de hemoglobina. Se necesitan cantidades suficientes para la eritropoyesis eficaz y para la adecuada capacidad transportadora de oxígeno por parte de la sangre. El hierro cumple una función similar en la producción de mioglobinas. También es importante su función como cofactor de algunas enzimas esenciales, incluyendo los citocromos que participan en el transporte de electrones. Cuando se ingiere por vía oral, en alimentos o suplementos, el hierro pasa a través de las células mucosas en estado ferroso y se une a la proteína transferrina; en esta forma el hierro es transportado en el organismo a la médula ósea para la producción de glóbulos rojos. El hierro es necesario para el metabolismo de las catecolaminas y el funcionamiento apropiado de los neutrófilos.
Indicaciones
Antianémico. Estimulante del apetito, suplemento vitamínico del complejo B.
Dosificación
Vía oral. TONIKON se administrará tres veces al día con las comidas. Niños de 2 a 6 años: 1/2- 1 cucharadita = 2,5 - 5ml. Niños de 6 a 14 años: 2 cucharaditas = 10ml. Adultos: 3 - 4 cucharaditas = 15 - 20ml.
Contraindicaciones
Ciproheptadina, al igual que todos los anticolinérgicos, está contraindicado en pacientes con glaucoma y retención urinaria.
Reacciones adversas
TONIKON generalmente es bien tolerado, aunque rara vez puede ocurrir discrasias sanguíneas, palpitaciones o arritmia cardíaca, que necesitan de atención médica. Con mayor frecuencia, somnolencia, espesamiento del moco y con menor incidencia visión borrosa o algún cambio en la visión, confusión, dificultad o dolor al miccionar, mareos, aumento de la sudoración, fotosensibilidad, zumbido de oídos, exantema, malestar estomacal, dolor de estómago, náuseas. En ancianos es más probable que se observe confusión, dificultad para miccionar, somnolencia, mareo, sequedad de boca, nariz y garganta. En niños y ancianos pueden ocurrir pesadillas, nerviosismo, intranquilidad o irritabilidad, causados por ciproheptadina.
Precauciones
Por contener ciproheptadina, no ingerir alcohol o medicación depresora del sistema nervioso central durante el tratamiento. Debe ser restringido cuando se necesite realizar actividades con un estado de alerta permanente (conducción de vehículos, máquinas de precisión). Por sus efectos anticolinérgicos, puede estar contraindicado en los siguientes estados: incremento de la presión intraocular, historia de asma bronquial, hipertiroidismo, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial. Puede causar somnolencia en los adultos y excitación en los niños. Los ancianos son más susceptibles a las reacciones adversas, tales como: somnolencia, lasitud, incoordinación, fatiga, sequedad de boca, náuseas, vómitos, diarrea, polaquiuria, dificultad para la micción o retención urinaria, precipitar glaucoma en pacientes predispuestos, visión borrosa, diplopía. No se han documentado problemas en humanos con la ingestión de dosis recomendadas de riboflavina, tiamina y piridoxina; sin embargo, cuando se expone al feto a grandes dosis de piridoxina en el útero, puede producirse un síndrome de dependencia en el neonato. Se evitará su empleo en el período de lactancia porque ciproheptadina puede inhibir la lactancia debido a sus efectos anticolinérgicos; además, la ciproheptadina se distribuye en la lecha materna y puede causar excitación o irritabilidad en el infante. La seguridad y eficacia del empleo de ciproheptadina en niños menores de 2 años no han sido establecidas, no se empleará tampoco en prematuros o neonatos. Los pacientes geriátricos son más sensibles a los efectos de los antihistamínicos (depresores, anticolinérgicos). El uso prolongado puede disminuir o inhibir el flujo salival, contribuyendo al desarrollo de caries, enfermedad periodontal, candidiasis oral y malestar.
Advertencias
El tiempo de tratamiento no debe exceder de 3 meses en niños y en 6 meses en adultos. Puede causar somnolencia. Evitar las bebidas alcohólicas. Su uso en niños como estimulante del apetito puede inhibir la hormona del crecimiento y también producir cuadros psicóticos.
Interacciones
El uso concurrente con alcohol o medicamentos que producen depresión del sistema nervioso central puede potenciar los efectos depresores de éstos o de ciproheptadina, así como el uso concurrente de maprotilina o de antidepresivos tricíclicos puede potenciar los efectos anticolinérgicos de éstos o de ciproheptadina. El uso concurrente con anticolinérgicos u otros medicamentos con actividad anticolinérgica puede potenciar el efecto anticolinérgico. Se comunicará la ocurrencia de problemas gastrointestinales pronto porque puede presentarse íleo paralítico. Los inhibidores de la monoaminooxidasa incluyendo a furazolidona y procarbazina, pueden prolongar e intensificar los efectos anticolinérgicos y depresores de ciproheptadina. Ciproheptadina puede enmascarar los síntomas de ototoxicidad como mareo, vértigo o tinnitus que producen los medicamentos ototóxicos. Los medicamentos que producen fotosensibilidad junto a ciproheptadina pueden causar efectos aditivos fotosensibilizantes. Los valores de las determinaciones de la concentración sérica de amilasa y prolactina pueden aumentar cuando ciproheptadina se administra con la hormona liberadora de tirotropina. La ciproheptadina puede inhibir la respuesta cutánea a la histamina en las pruebas intradérmicas con alérgenos, debe suspenderse por lo menos 72 horas antes. Dosis elevadas de tiamina pueden interferir con los resultados de la determinación de teofilina sérica mediante el método espectrofotométrico de Schack y Waxter y pueden producir falsos-positivos de las determinaciones de las concentraciones de ácido úrico por el método de fosfotungstato y de urobilinógeno, por el método de reactivo de Ehrlich. El alcohol y el probenecid dificultan la absorción intestinal de la riboflavina. Los requerimientos de riboflavina están aumentados durante el tratamiento con antidepresivos tricíclicos y fenotiazinas. La administración de riboflavina a grandes dosis puede dar resultados falsamente elevados de las mediciones fluorométricas de catecolaminas urinarias y resultados falsos positivos de las determinaciones de urobilinógeno mediante el agente de Ehrlich. Cicloserina, etionamida, hidralazina, inmunosupresores (azatioprina, clorambucil, corticosteroides, ACTH, ciclofosfamida, ciclosporina), isoniazida o penicilamina pueden causar anemia o neuritis periférica, ya que actúan como antagonistas de la piridoxina o porque aumentan la excreción renal de piridoxina. Los anticonceptivos a base de estrógenos aumentan los requerimientos de piridoxina. Dosis orales de piridoxina mayores de 5mg revierten efectos antiparkinsonianos de la levodopa; esto no sucede con la asociación carbidopa-levodopa. Puede producir resultados falsos-positivos en las determinaciones de urobilinógeno mediante el reactivo de Ehrlich. Las concentraciones de vitamina B12 pueden estar disminuidas durante el tratamiento con dosis altas y continuas de ácido fólico. La ingesta excesiva de alcohol por más de dos semanas, la administración de aminosalicitados o colchicina especialmente en combinación con aminoglucósidos pueden reducir la absorción de vitamina B12. Los antibióticos pueden dar resultados falsamente disminuidos en la determinación de las concentraciones de vitamina B12 por métodos microbiológicos. La administración de niacina puede producir resultados falsamente elevados de las determinaciones de catecolaminas urinarias mediante el método fluorimétrico y resultados falsamente positivos en las determinaciones de glucosa urinaria con el reactivo de Benedict. Altas dosis de niacina pueden aumentar las concentraciones de ácido úrico en sangre. El ácido acetohidroxámico disminuye la absorción del hierro. El uso de alcohol durante períodos prolongados resulta de toxicidad debido a absorción y almacenamiento hepático aumentado. Los antiácidos, suplementos de calcio, café, huevos, alimentos o medicaciones que contienen bicarbonatos, carbonatos, oxalatos o fosfatos, leche o derivados lácteos, té con alto contenido de ácido tánico, alimentos con alto contenido de fitatos y fibra dietaria disminuyen la absorción del hierro. La cimetidina al disminuir la acidez gástrica puede disminuir la absorción de hierro; la deferoxamina y posiblemente otros agentes quelantes disminuye la absorción del hierro. El dimercaprol, forma complejos tóxicos con el hierro, por lo que no deben administrarse juntos; el hierro antagoniza la absorción del etidronato, además disminuye la absorción de las fluoroquinolonas. La pancreatina y la pancrealipasa disminuyen la absorción del hierro. El hierro puede disminuir las acciones terapéuticas de la penicilamina y la trientina, así como también disminuye la absorción de las tetraciclinas. Dosis altas de hierro pueden inhibir la absorción intestinal de zinc, lo que puede ser un problema en individuos que toman preparaciones vitamínico-minerales que tienen una relación hierro a zinc muy alta. Tener cuidado en las determinaciones de hierro sérico ya que pueden resultar errados si es que se realizan dentro de 1 a 2 semanas después de administrar dosis altas de hierro dextrano o dentro de las 4 horas después de suplementos de hierro. La presencia de hierro puede dar falsos positivos en las pruebas de ortotulidina. Los suplementos de hierro pueden causar alteración de la captación ósea de fosfatos o fosfonatos marcados con Tecnecio 99m. Los suplementos de hierro, pueden causar disminución en la captación de Galio-67 en tumores y abscesos debido a la competición por los mismos sitios de unión.
Incompatibilidades
No se han descrito.
Conservación
Conservar en lugar fresco y seco. Mantener alejado de los niños. Venta bajo receta médica.
Sobredosificación
Como no hay antídoto específico, el tratamiento será sintomático y de soporte. Puede haber depresión o estimulación del SNC, síntomas anticolinérgicos, arritmia cardíaca, hipotensión. Para disminuir la absorción, se inducirá la emesis con jarabe de ipecacuana, sin embargo se debe tener precaución contra la aspiración especialmente en niños. Si el paciente no es capaz de vomitar dentro de las 3 horas de la ingestión, se realizará lavado gástrico con solución isotónica o al 0,45% de cloruro de sodio. Para favorecer la eliminación, algunas veces se emplean catárticos salinos (leche de magnesia). El tratamiento específico para tratar la hipotensión consiste en aplicar vasopresores; sin embargo, no se aplicará epinefrina porque puede reducir aún más la presión sanguínea. Administrar oxígeno y fluidos intravenosos. No administrar estimulantes (analépticos), porque pueden causar convulsiones.
Presentación
Caja con frasco por 345ml.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *