Prospecto SCHERIDERM

Composición
100 g de crema contienen: 0,1 g (0,1%) de valerato de diflucortolona, 1,0 g (1,0%) de nitrato de isoconazol y 0,50 mg (0,5%) de sulfato de neomicina. Excipientes c.s.
Farmacología
Corticoide tópico para el tratamiento de las afecciones inflamatorias y alérgicas de la piel que cursen con infecciones micóticas y/o bacterianas.
Indicaciones
Todas las dermatosis que respondan a la corticoterapia tópica y se encuentren afectadas de infección bacteriana y/o micótica. Dermatitis infectadas secundariamente por bacterias y/u hongos: eccema numular, eccema seborreico, eccema dishidrótico, eccema en caso de síndrome varicoso (salvo el empleo directo sobre úlceras de la pierna), bactéride, eccemátide. Infecciones bacterianas con marcada sintomatología inflamatoria: piodermias (foliculitis, impétigo), eritrasma. Dermatomicosis producidas por dermatófitos, levaduras y hongos levulimorfos (tinea, candidiasis, pitiriasis versicolor) cuando las manifestaciones inflamatorias o la eczematización secundaria ocupen el primer plano.
Dosificación
Como regla general, se comienza el tratamiento aplicando Scheriderm en capa fina 2 ó 3 veces al día, según la gravedad del caso. Iniciada la mejoría clínica, basta por lo general una sola aplicación al día. En las dermatitis de origen infeccioso y/o micótico, una vez desaparecida la inflamación y si fuera necesario se puede proseguir el tratamiento con un preparado antimicrobiano sin corticoide. En lactantes y niños menores de 4 años no debe mantenerse el tratamiento durante más de 3 semanas, sobre todo en zonas cubiertas por el pañal.
Contraindicaciones
Tuberculosis o procesos sifilíticos en el área a tratar; afecciones virales (p. ej., varicela, herpes zóster), rosácea, dermatitis perioral y reacciones cutáneas postvacunales en el área a tratar. Hipersensibilidad a los principios activos o a cualquiera de los excipientes.
Efectos secundarios
Durante el tratamiento con Scheriderm pueden presentarse ocasionalmente manifestaciones cutáneas locales, tales como prurito, ardor, eritema o vesiculación. Cuando se aplican preparados tópicos que contienen corticoides sobre áreas extensas del cuerpo (aprox. 10% y más) o durante periodos prolongados de tiempo (más de 4 semanas), se pueden presentar las siguientes reacciones: síntomas locales tales como atrofia cutánea, telangiectasias, estrías, cambios acneiformes de la piel y efectos sistémicos del corticoide debidos a su absorción. De igual modo a lo que sucede con otros corticoides de empleo local pueden producirse, en casos aislados, los siguientes efectos secundarios: foliculitis, vellosidad corporal aumentada (hipertricosis), dermatitis perioral o reacciones cutáneas alérgicas a cualquiera de los componentes de la preparación. No se puede excluir la presencia de efectos secundarios en recién nacidos cuyas madres fueron tratadas sobre una superficie corporal extensa o durante un tiempo prolongado durante el embarazo o la lactancia (por ejemplo, una reducción de la función suprarrenal si se administró el preparado durante las últimas semanas del embarazo).
Advertencias
Evítese el contacto de Scheriderm con los ojos cuando se aplique en la cara. El empleo prolongado de Scheriderm puede producir desecación en el área de piel tratada. La neomicina puede actuar como sensibilizante, posibilidad que debe tenerse en consideración. Scheriderm no debe emplearse en superficies extensas y/o por períodos prolongados de tiempo a causa de posibles efectos secundarios (asociados a la neomicina; ototoxicidad, nefrotoxicidad). Como ocurre con todos los preparados que contienen un antibiótico, el empleo prolongado de Scheriderm puede originar una hiperproliferación de microorganismos resistentes, incluidos los micetos; de aquí que sea imprescindible mantener al paciente bajo control. En tales casos, hay que suspender el tratamiento y tomar las medidas quimioterápicas adecuadas. Tal como se conoce para los corticoides sistémicos, también se puede desarrollar glaucoma a partir del uso de corticoides locales (p. ej., después de aplicaciones abundantes o extensas durante periodos prolongados de tiempo, bajo técnicas de vendaje oclusivo o aplicación cutánea alrededor de los ojos). Cualquier duda debe consultarse con el médico, quien dispone de información más detallada. Embarazo: Si está usted embarazada, es importante que su médico esté enterado de este hecho antes de prescribir Scheriderm; por favor, informe a su médico si usted está o podría estar embarazada. Como regla general, no deben aplicarse preparados tópicos que contienen corticoides durante los primeros tres meses del embarazo. En particular, se debe evitar el tratamiento prolongado o en áreas extensas. Lactancia: Si se encuentra usted lactando, no deberá aplicarse Scheriderm sobre los senos. Es importante que su médico esté enterado de que usted se encuentra lactando antes de prescribir Scheriderm; por favor, informe de ello a su médico. En particular, se debe evitar el tratamiento prolongado o en áreas extensas.
Interacciones
No existe evidencia. Por favor, informe a su médico o farmacéutico si está empleando o ha empleado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta.
Incompatibilidades
Ninguna conocida hasta el momento.
Sobredosificación
No son de esperar efectos tóxicos si se utiliza como está indicado. De acuerdo con los estudios de toxicidad aguda con valerato de diflucortolona, nitrato de isoconazol y una crema que contiene ambas sustancias activas, no es de esperar riesgo de intoxicación aguda después de la aplicación dérmica de una sobredosis (aplicación sobre una superficie extensa en condiciones que favorecen la reabsorción) ni después de la ingestión oral por equivocación de un tubo completo (máx. 30 g de valerato de estradiol y 300 mg de isoconazol).
Presentación
Tubos con 15 g. Consérvese el medicamento en lugar adecuado y fuera del alcance de los niños.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *