RETACNYL - Farmacología

La tretinoína estimula la mitosis y la renovación de las células epidérmicas por estimulación del proceso de transcripción (incrementándose el nivel de mRNA y como consecuencia la síntesis de proteínas). La permeabilidad de la piel se incrementa causando pérdida de agua y debilidad de la capa córnea de la célula, disminuyendo la cohesividad y favoreciendo la descamación. Esta acción facilita la remoción de comedones existentes y puede inhibir la formación de nuevos comedones. Se ha propuesto que la incrementada renovación del epitelio folicular impide la formación de tapones de queratina en los folículos y se ha reportado también que la tretinoína suprime la síntesis de queratina. Aplicada al comienzo de la fase inflamatoria, la tretinoína aumenta la permeabilidad de la pared folicular permitiendo la liberación de los agentes responsables de la inflamación (fragmentos de queratina, ácidos grasos libres, etc.) acelerando la evolución de las pápulas y pústulas y su eliminación. El pretratamiento de la piel con tretinoína inhibe el efecto inducido por el sol de estimular el factor de transcripción genética AP-I (se piensa que este efecto contribuye a disminuir el fotoenvejecimiento de la piel). Además incrementa la diferenciación celular. La tretinoína inhibe la melanogénesis, produciendo aclaración de la piel. Esto debido a que la tretinoína reduce el contenido de melanina en la epidermis, compacta el estado córneo y endurece la epidermis.