PYRIDIUM COMPLEX - Precauciones

Norfloxacino: pacientes alérgicos a una fluoroquinolona u otro derivado químico (ácido nalidíxico, cinoxacin) pueden ser alérgicos a otras fluoroquinolonas también. Carcinogenicidad: en ratas no produce incremento de cambios neoplásicos, comparado con los controles. Mutagenicidad: estudios en animales de experimentación demostraron que no causa actividad mutagénica in vitro. Embarazo y reproducción: estudios en animales demostraron que no causa efectos adversos en la fertilidad. Norfloxacino está en categoría C en el embarazo para la FDA. Lactancia: con la administración de dosis bajas (200mg), en madres lactantes, norfloxacino no se detectó en la leche materna. Pediatría: no es recomendado su uso en infantes y niños. Pacientes mayores de 18 años no han sido incluidos en pruebas clínicas porque las fluoroquinolonas causaron cojera en perros inmaduros debido a lesión permanente del cartílago de unión en articulaciones pesadas. Fluoroquinolonas han sido usadas en infantes y niños con infecciones serias que no han respondido a otros regímenes terapéuticos, o infecciones causadas por múltiples organismos resistentes a antibióticos sin reportar daño a tejido cartilaginoso. Adolescentes: no es recomendado su uso en adolescentes. Pacientes mayores de 18 años no han sido incluidos en pruebas clínicas, porque las fluoroquinolonas causaron cojera en perros inmaduros debido a lesión permanente del cartílago de unión en articulaciones pesadas. Fluoroquinolonas han sido usadas en infantes y niños con infecciones serias que no han respondido a otros regímenes terapéuticos, o infecciones causadas por múltiples organismos resistentes a antibióticos sin reportar daño a tejido cartilaginoso. Geriatría: estudios realizados no han demostrado problemas específicos geriátricos que limiten el uso de fluorquinolonas en ancianos. Sin embargo, con la edad pueden haber cambios en el riñón, por lo que debe ajustarse la dosis. Fenazopiridina: carcinogenicidad: la administración a largo plazo causó neoplasia en el intestino delgado en ratas y neoplasia hepática en ratones. No se ha reportado que exista asociación entre el uso de la medicación en humanos y la aparición de neoplasia; sin embargo no se han hecho estudios en humanos. Reproducción y gestación: la administración diaria de 50mg/kg de peso corporal en ratas no mostró evidencia de disminución de la fertilidad o daño al feto. No se han conducido estudios bien controlados en humanos. Lactancia: se desconoce si la fenazopiridina o alguno de sus metabolitos se distribuyen en la leche materna. No se han documentado problemas en humanos. Pediatría: no se han llevado a cabo estudios apropiados en la población pediátrica. No se han documentado problemas pediátricos específicos a la fecha. Geriatría: no se han efectuado estudios apropiados en la población geriátrica; no se han documentado problemas geriátricos específicos a la fecha. Sin embargo, los ancianos son más susceptibles de tener la función renal afectada relacionada con la edad, lo que puede aumentar el riesgo de acumulación y toxicidad en pacientes que reciben fenazopiridina. La orina puede tornarse de color naranja pudiendo manchar la ropa. Se debe evitar el uso de lentes de contacto durante la terapia ya que puede producir tinción permanente de los mismos. En pacientes diabéticos puede causar resultados falsos en la determinación de azúcares y cetonas urinarias. Por la posible interferencia en los resultados de ciertas pruebas de laboratorio deberá notificarse a la persona encargada que se está utilizando esta medicación.