PVM SIN LACTOSA - Modo de uso

PVM® SIN LACTOSA se disuelve fácilmente cuando se prepara en la forma apropiada, sin dar lugar a la formación de grumos. Puede administrarse directamente a la boca o ser disuelto en líquidos o alimentos blandos. Su gran solubilidad facilita su manejo en el paciente debilitado o post-operado. Dosis usual para adultos y niños mayores de 12 años: 2 a 3 cucharadas (20 a 30g) 1 a 3 veces al día.