Prospecto PVM

Composición
Cada 100g de PVM® contienen: proteínas 31g, grasas 1g, carbohidratos 57g, minerales (cenizas) 8g. Vitaminas: vitamina A (retinol) 5.000UI, vitamina C (ácido ascórbico) 100mg, vitamina D3 (colecalciferol) 400UI, vitamina E (a-tocoferol) 6mg, vitamina B1 (tiamina) 10mg, vitamina B2 (riboflavina) 20mg, vitamina B6 (piridoxina) 10mg, vitamina B12 (cianocobalamina) 15mcg, nicotinamida 50mg, pantotenato de calcio 20mg, minerales: hierro 4mg. Valor calórico: 361 kilocalorías/100g.
Farmacología
PVM® es una fórmula nutricional que aporta proteínas, vitaminas, minerales y energía (carbohidratos). Puede ser usado en adolescentes, adultos y ancianos como suplemento o complemento de la alimentación cuando se requiera de un mayor aporte de nutrientes o cuando la ingesta de alimentos esté por debajo de los requerimientos diarios. Las proteínas son de elevado valor biológico (contiene cantidades suficientes de todos los aminoácidos esenciales), provienen de sólidos lácteos descremados y favorecen un balance nitrogenado adecuado. Las vitaminas presentes en PVM® Polvo permiten suplementar a las poblaciones en riesgo, favorecen el mejor aprovechamiento de las proteínas y carbohidratos. PVM® Polvo contiene hierro para prevenir la anemia ferropénica. PVM® Polvo es un producto que se adecua a las normas modernas de una buena nutrición.
Indicaciones
Suplemento nutricional en los pacientes que requieren mantener un balance nitrogenado adecuado y un nivel apropiado de vitaminas, minerales y energía: en adolescentes, adultos y en la edad avanzada, durante el curso de enfermedades febriles y/o con pérdida de peso, en el pre y postoperatorio, en los deportistas profesionales y aficionados.
Dosificación
PVM® Polvo se disuelve fácilmente cuando se prepara en la forma apropiada, sin dar lugar a la formación de grumos. Puede administrarse directamente a la boca o ser disuelto en líquidos o alimentos blandos. Su gran solubilidad facilita su manejo en el paciente debilitado o postoperado, ya que puede administrarse mediante sonda nasogástrica o nasoduodenal. Dosis usual para adultos y niños mayores de 12 años: 2 a 3 cucharadas (20 a 30g) 1 a 3 veces al día. Dosis usual para niños hasta los 12 años: ver PVM® Junior Polvo. Mayores dosis de acuerdo con indicación médica.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad a cualquiera de sus componentes. Galactosemia.
Reacciones adversas
Son muy raras y pueden consistir en: molestias gastrointestinales (flatulencia, distensión abdominal, eructos, dolor abdominal, diarrea leve).
Precauciones
Pacientes con intolerancia primaria o secundaria a la lactosa pueden presentar síntomas. En pacientes diabéticos, tener en cuenta el nivel de carbohidratos del producto.
Interacciones
No se han descrito.
Conservación
Mantener alejado de los niños. Conservar en lugar fresco y seco.
Presentación
Frasco por 460g, con cucharada dosificadora de 10g herméticamente cerrado. Tres agradables sabores: fresa, vainilla y chocolate. Para alimentación por sonda, utilizar PVM® Polvo con sabor a vainilla.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *