WARFARINA - Propiedades

Es un anticoagulante de la familia de las cumarinas. Su mecanismo de acción es la inhibición de la síntesis de factores de la coagulación dependientes de vitamina K. Debido a que la vida media de estos factores es distinta, tras la administración de warfarina se observa una disminución secuencial de la concentración plasmática de éstos en el siguiente orden: factor VII, factor IX, factor X y factor II. El factor VII es el afectado más rápidamente y el II el menos sensible. El grado de disminución de la actividad de los factores plasmáticos es proporcional a la dosis de warfarina administrada. Esta última no tiene efecto sobre los trombos ya establecidos ni revierte el daño isquémico en los tejidos. Es útil para prevenir el desarrollo de nuevos trombos y la extensión del coágulo como también complicaciones tromboembólicas secundarias que muchas veces son fatales. Es completamente absorbida por vía oral, con su pico plasmático entre 1 y 9 horas después de la ingestión. Circula unida a la albúmina en un 97%. El efecto anticoagulante se manifiesta dentro de las 24 horas, aunque el efecto máximo puede retrasarse hasta las 72 a 96 horas, luego se mantiene durante 4 o 5 días. La actividad anticoagulante sigue entonces una curva de pendiente suave y de larga duración. La warfarina tiene una vida media de 2,5 días, por lo que su efecto puede incrementarse al solaparse las dosis de mantenimiento. Se metaboliza en el hígado por el sistema microsómico a metabolitos inactivos que se excretan en la bilis, se reabsorben y se excretan por la orina.