POTASIO FOSFATO - Propiedades

Los fosfatos, administrados por vía oral o parenteral, aportan fósforo iónico suplementario para la corrección de la hipofosfatemia en pacientes con una ingesta baja en fósforo o en aquellos que tengan un requerimiento mayor de este elemento. Los fosfatos eliminan el olor y turbidez presentes en la orina rica en amoníaco, asociados a las infecciones del tracto urinario. La acidificación de la orina producida por el fosfato de potasio aumenta la solubilidad del calcio, evitando la precipitación de depósitos de calcio en el tracto urinario. A su vez, el fósforo modifica el estado de equilibrio de las concentraciones de calcio, tiene un efecto tampón sobre el equilibrio ácido-base e influye sobre la excreción renal del ion hidrógeno. Los fosfatos son bien absorbidos por el tracto gastrointestinal; sin embargo, altas cantidades de calcio o aluminio pueden formar compuestos insolubles con el fósforo y disminuir, así, la absorción neta. El fosfato se elimina en un 90% por vía renal y el resto por heces.