LOVASTATíN - Propiedades

El lovastatín es una lactona inactiva (prodroga) que es transformada por hidrólisis en el hígado, donde ejerce su acción farmacológica, en la forma ácida activa. Esta acción selectiva hace que la concentración plasmática de la droga activa sea 5% de la dosis administrada, lo que evita acción farmacológica extrahepática. La inhibición en la síntesis de colesterol hepático no afecta los niveles de las hormonas que se sintetizan a partir del colesterol en otros órganos. Actúa mediante la inhibición de la enzima HMG-CoA reductasa, la que produce una reducción de la síntesis de colesterol intrahepática. La disminución del colesterol intracelular induce un aumento de la síntesis de receptores hepáticos de LDL, con su consiguiente mayor captación y disminución de los valores plasmáticos de colesterol LDL. Esto ocurre en la hipercolesterolemia familiar heterocigótica y en la hipercolesterolemia primaria no familiar. Asimismo, reduce los niveles de los triglicéridos e incrementa en forma leve el colesterol HDL. Según la dosis, el porcentual de reducción del colesterol total varía de 19 a 39%, el colesterol LDL de 20 a 45% y los triglicéridos de 10 a 30%. A su vez los niveles de colesterol HDL se elevan entre 7 y 15%. Dado que la disminución del colesterol es dependiente de la dosis, se deberá esperar de 4 a 6 semanas para observar efectos óptimos de la utilizada, por ello los cambios de dosificación deben realizarse con intervalos no menores que 4 o 6 semanas. En hipercolesterolemias refractarias severas se puede usar la terapéutica combinada con colestiramina, ya que se ha demostrado potenciación en los efectos reductores de la hipercolesterolemia, con reducción del colesterol LDL superior a 5%. La combinación con fibratos o ácido nicotínico aumenta la incidencia de miopatías, por lo que no se recomienda su administración conjunta.