LABETALOL - Sobredosificación

En caso de sobredosis, se recomienda realizar lavado gástrico o inducción al vómito. Los efectos esperados incluyen hipotensión postural excesiva y, a veces, bradicardia. Los pacientes deben acostarse en posición supina con las piernas levantadas. Se aconseja administrar un glucósido cardíaco y un diurético en caso de falla cardíaca y, en caso de broncospasmo, administrar un agonista b2 en aerosol. Deberán administrarse 0,25 a 3mg de atropina intravenosa para aliviar la bradicardia y, para mejorar la circulación, administrar una dosis inicial de 5 a 10mg de noradrenalina intravenosa (preferible a la isoprenalina). Alternativamente puede infundirse la noradrenalina a una velocidad de 5mg por minuto hasta que la respuesta sea satisfactoria. En sobredosis grave debe administrarse, preferiblemente, glucagón por vía intravenosa y un bolo inicial de 5 a 10mg de glucosa o solución salina, seguida de una infusión intravenosa de 5mg/hora o lo que sea necesario para mantener el rendimiento cardíaco. Se ha descripto insuficiencia renal oligúrica tras sobredosis masiva de labetalol por vía oral. La hemodiálisis elimina menos del 1% del clorhidrato de labetalol de la circulación.