ALFACALCIDOL - Precauciones y advertencias

La administración de este agente ligador de los fosfatos deberá adecuarse a las concentraciones séricas de fosfato. Se deberá indicar con precaución en pacientes en tratamiento con digitálicos. Al comienzo del tratamiento debe utilizarse en dosis bajas para luego aumentarlas según la calcemia. Los pacientes con función renal normal deberán evitar la deshidratación. Los pacientes con raquitismo resistente a la vitamina D deberán continuar con su tratamiento de fosfato oral. El hidróxido de aluminio en altas dosis puede precipitar los ácidos biliares en el duodeno-yeyuno y disminuir la absorción de las vitaminas liposolubles. Los antiácidos que contienen magnesio, prescriptos en forma simultánea con el alfacalcidol, pueden dar lugar a hipermagnesemia, sobre todo en pacientes con insuficiencia renal crónica. En pacientes tratados con glucósidos digitálicos deberá tenerse cuidado, ya que la hipercalcemia puede potenciar los efectos de los digitálicos y originar arritmias cardíacas. No se recomienda el uso simultáneo con análogos del calcitriol y de la vitamina D, debido a los efectos aditivos y al aumento de la toxicidad potencial.