PREVITA - Sobredosificación

La intoxicación por sobredosis es poco probable, ya que se requieren en casos de las vitaminas específicas dosis extremadamente elevadas: en el caso de la vitamina A se requieren 1.500.000UI en adultos y 350.000UI en niños en una sola dosis; 25.000Ul en adultos o 18.000UI en niños durante ocho meses ininterrumpidos. En el caso de la Vitamina D se requieren 20.000UI a 60.000UI en adultos, y 2.000 a 4.000UI en niños durante semanas o meses. Con lo vitamina E se ha observado a dosis de 400UI a 800UI de tal manera que la aparición de signos de intoxicación con PREVITA® Cápsulas a las dosis sugeridas será muy rara. La intoxicación crónica por el uso prolongado de dosis particularmente elevadas se manifiesta por náuseas, vómitos, sequedad de la piel, pérdida del cabello, dolor óseo, pérdida de apetito, elevación del calcio y fósforo en plasma y orina. Estos síntomas desaparecen rápidamente al suprimir la medicación. Mujeres en edad de procrear (por la vitamina A) deberán descartar la posibilidad de gestación, y seguirla hasta que por lo menos tengan la presentación de un ciclo menstrual posterior a la aparición de los síntomas de toxicidad o hasta que los niveles de vitamina A se hayan normalizado. En caso de ingesta accidental masiva deberá tomarse las medidas destinadas a impedir la absorción (estimulación del vómito o la administración de laxantes catárticos: leche de magnesia); estimular la eliminación mediante la administración de líquidos.