FIBROSIS QUíSTICA - Signos y exámenes

Existe un examen de sangre para ayudar a detectar la fibrosis quística. El examen busca variaciones en un gen famoso por causar la enfermedad. Otros exámenes utilizados para diagnosticar la fibrosis quística abarcan:
  • El examen del tripsinógeno inmunorreactivo (IRT) es una prueba de detección estándar para fibrosis quística en recién nacidos. Un alto nivel de IRT sugiere una posible fibrosis quística y requiere exámenes adicionales.
  • La prueba de cloruro en el sudor es el examen diagnóstico estándar para la fibrosis quística. Un alto nivel de sal en el sudor del paciente es una señal de la enfermedad.
La fibrosis quística puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:
  • Tomografía computarizada o radiografía de tórax
  • Examen de grasa fecal
  • Pruebas de la función pulmonar
  • Medición de la función pancreática
  • Tripsina y quimiotripsina en heces
  • Examen de estimulación de secretina
  • Tránsito esofagogastroduodenal