NISOPREX - Advertencias

Tener en cuenta que cuando aumenta el riesgo de infección durante el tratamiento, en pacientes geriátricos y pediátricos aumenta el riesgo de reacciones adversas. Embarazo: atraviesa la barrera placentaria y pueden aumentar el riesgo de ocasionar insuficiencia placentaria, disminución del peso en el recién nacido o parto con el producto muerto. Lactancia: los estudios realizados no reportan problemas; en altas dosis puede causar supresión del crecimiento e inhibición en la producción de esteroides endógenos. Pediatría: el uso prolongado puede inhibir el desarrollo de niños y adolescentes. Geriatría: se incrementa el riesgo de hipertensión y osteoporosis. Insuficiencia hepática: riesgo de toxicidad. Insuficiencia renal: puede agravar edemas, riesgo de necrosis vascular. SIDA: riesgo de infecciones no controladas. Tuberculosis activa o latente e infecciones fúngicas: pueden agravarse. ICC: riesgo de agravamiento de edemas. Diabetes mellitus: puede agravarse hiperglicemia. Esofagitis, gastritis o úlcera péptica activa o latente: riesgo de hemorragia y perforación. Miastenia grave: puede agravarse inicialmente la debilidad muscular. Osteoporosis: puede agravarse. Herpes simple ocular: posibilidad de perforación corneal. Advertencia complementaria: La administración oral en días alternos puede no ser eficaz en alteraciones hematológicas, procesos malignos colitis ulcerosas o estados graves. La administración IA debe aplicarse con una frecuencia de 1 v /c/3 semanas para evitar las lesiones en las articulaciones. No administrar en la articulación donde hubo o hay infección.Si el tratamiento se inicia con la administración diaria, el cambio a días alternos debe realizarse gradualmente, después de que el estado del paciente se haya estabilizado. Sin embargo para algunas patologías, tales como la nefrosis infantil el tratamiento puede iniciarse con la administración en días alternos.