MADDRE DSS - Sobredosificación

Aunque no se han hecho investigaciones destinadas a evaluar las consecuencias de la sobredosis aguda o crónica con MADDRE® DSS, es posible concluir que de todos sus componentes es el hierro el que reviste mayor riesgo de producir algún evento tóxico con repercusiones para la salud y la vida, de allí que de ocurrir algún evento de intoxicación por ingesta accidental masiva de tabletas de MADDRE® DSS se debe evitar y tratar la intoxicación referida al hierro. Intoxicación por hierro: aguda: la sobredosis aguda por ingesta masiva de compuestos que contienen hierro puede ser fatal, especialmente en niños pequeños, de allí que el tratamiento debe ser una urgencia. Se han observado síntomas que van desde el vómito al coma, habiéndose reportado con la ingesta de 200 a 250mg/kg de peso de sulfato ferroso en adultos y 20mg/kg de peso de hierro elemental en niños. Después de transcurrida una hora la excesiva absorción sistémica y la posible erosión gástrica y de los tejidos intestinales complican los procedimientos de evacuación y de apoyo. Medidas para disminuir la absorción: inducir el vómito con jarabe de ipecacuana. Si el paciente está inconsciente, efectuar lavado gástrico con bicarbonato de sodio. Si las tabletas radiopacas se visualizan a los rayos X, deberá repetirse el lavado gástrico. Los análisis de laboratorio deberán incluir determinaciones de hierro sérico, hemoglobina, hematocrito, electrolitos, gases sanguíneos y glucosa en sangre, capacidad total de unión de hierro, recuento completo de sangre, tipo de sangre y cruzamiento de sangre. Repetir las determinaciones de hierro sérico. La extracción temprana de hierro (antes de las 2 horas pos ingesta) puede dar concentraciones artificialmente elevadas de hierro. Las concentraciones séricas máximas se alcanzan unas 6 horas después de la ingestión, y se retrasan con las preparaciones de liberación prolongada, cantidad de alimentos presentes en el estómago y la dosis ingerida. Tratamiento específico: mantener el equilibrio hidroelectrolítico; si hay acidosis, corregir con bicarbonato sódico intravenoso. La deferoxamina es el antídoto específico, administrar lentamente por vía IM o IV; se usa en la toxicidad por hierro más severa, cuando los síntomas son otros que diarrea o vómitos mínimos. La deferoxamina se une al hierro (acción quelante) para formar un complejo férrico soluble (ferrioxamina) que se excreta por la orina. Los niños con antecedentes de ingesta > 40mg de hierro elemental/kg de peso se les administrará una dosis IM de prueba de deferoxamina, sin considerar los síntomas, si la orina se torna de color rojo-naranja (vino rosado) se debe continuar, pero por vía IV. Cuando se disponen de los resultados de hierro sérico y la capacidad total de unión de hierro, la dosificación deberá, de ser necesario, continuarse. La deferoxamina debe evitarse en pacientes que han desarrollado insuficiencia renal. La diálisis no es de valor en la eliminación de hierro sérico solo, pero se puede usar para aumentar la excreción del complejo hierro-deferoxamina, y está indicada ante la presencia de anuria u oliguria. La exsanguíneo-transfusión puede dar buenos resultados. Tratamiento de apoyo: observar al paciente por lo menos 24 horas después de tornarse asintomático. Los efectos tardíos pueden incluir shock y hemorragia gastrointestinal severa (24 a 48 horas) y obstrucción gastrointestinal (de semanas a meses). La lesión residual puede ser excluida con estudios del hígado y del tracto gastrointestinal superior. Las personas que han ingerido intencionalmente cantidades tóxicas deben ser derivadas para recibir apoyo psiquiátrico. Intoxicación por zinc: la intoxicación por zinc se puede manifestar por hipotensión, ictericia, edema pulmonar y vómitos. El tratamiento de la intoxicación por zinc consiste en la administración de leche o agua en abundancia para tratar de diluir el contenido gástrico y la administración IM o IV de edetato de sodio a dosis de 50 a 75mg/kg de peso al día en 3 a 6 dosis divididas durante 5 días por lo menos. La sobredosis referida al docusato de sodio puede originar diarreas con deshidratación y descompensación hidro-electrolítica, el tratamiento es rehidratación y reposición de electrolitos.