LOCERYL LACA PARA UÑAS - Modo de uso

LOCERYL® LACA PARA UÑAS debe aplicarse sobre las uñas afectadas (de las manos y los pies), una o dos veces por semana, del modo siguiente: antes de la primera aplicación, es esencial limar lo más profundamente posible las partes afectadas de la uña (sobre todo la superficie ungueal) con una de las limas desechables incluidas en el envase. Luego se limpia y se desengrasa la superficie ungueal. Antes de cada nueva aplicación de LOCERYL® deben limarse nuevamente las uñas enfermas con el fin de eliminar los restos de solución. La laca debe aplicarse sobre toda la superficie de las uñas afectadas. Para cada uña, vuelve a introducirse la espátula en la laca, de la que debe sacar sin escurrirla en el cuello del frasco. El frasco ha de cerrarse bien inmediatamente después de aplicada la laca. A continuación, se dejan secar las uñas durante 3-5 minutos. Para proteger las uñas tratadas con LOCERYL®, el paciente debe utilizar guantes impermeables cuando trabaje con disolventes orgánicos (diluyentes, trementina, etc.). El tratamiento debe proseguirse sin interrupción hasta que la uña se haya regenerado y estén curadas definitivamente las zonas afectadas. La duración del tratamiento dependerá de la intensidad y localización de la infección, así como de la velocidad de crecimiento de las uñas. Por lo general, es de 6 meses para las uñas de las manos y de 9 a 12 meses para las de los pies.