LIPITOR - Advertencias

Músculo Esquelético: Casos raros de rabdomiolisis con falla renal aguda secundaria a mioglobinuria han sido reportados con LIPITOR y con otras drogas en ésta clase. Una historia de deterioro renal puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de rabdomiolisis. Tales pacientes ameritan un monitoreo más cercano para efectos en el músculo esquelético. Atorvastatina, similar a otras estatinas, ocasionalmente causa miopatía, definida como dolor muscular o debilidad muscular en conjunción con incrementos en los valores de creatina fosfoquinasa (CPK) > 10 veces ULN. El uso concomitante de dosis más altas de atorvastatina con ciertas drogas tales como ciclosporina y potentes inhibidores del CYP3A4 (ejemplo, claritromicina, itraconazol, e inhibidores de la proteasa VIH) incrementa el riesgo de miopatía/rabdomiolisis. Se han notificado casos raros de miopatía necrotizante inmunológicamente mediada (IMNM), una miopatía autoinmune asociada con el uso de la estatina. IMNM es caracterizada por: debilidad muscular proximal y quinasa de creatinina sérica elevada, que persisten a pesar de la descontinuación del tratamiento con estatina; biopsia muscular mostrando miopatía necrotizante sin inflamación significativa; mejora con agentes inmunosupresores. La miopatía debe ser considerada en cualquier paciente con mialgias difusas, sensibilidad muscular o debilidad, y/o elevaciones marcadas de CPK. Los pacientes deben ser avisados de reportar prontamente dolor muscular inexplicado, sensibilidad, o debilidad, particularmente si está acompañada con malestar o fiebre o si los signos y síntomas musculares persisten después de descontinuar el uso de LIPITOR. La terapia de LIPITOR debe ser discontinuada si niveles marcadamente elevados de CPK ocurren o es diagnosticado o sospechado miopatía. El riesgo de miopatía durante el tratamiento con medicamentos de ésta clase aumenta con la administración concurrente de ciclosporina, derivados del ácido fibrico, eritromicina, claritromicina, teleprevir inhibidor de la proteasa de la Hepatitis C, combinación de inhibidores de la proteasa de VIH, incluyendo saquinavir más ritonavir, lopinavir más ritonavir, tipranavir mas ritonavir, darunavir mas ritonavir, fosamprenavir, y fosamprenavir mas ritonavir, niacina, o antifúngicos azoles. Los médicos que consideran la terapia combinada con LIPITOR y derivados del ácido fibrico, eritromicina, claritromicina, una combinación de saquinavir más ritonavir, lopinavir más ritonavir, darunavir más ritonavir, fosamprenavir, o fosamprenavir mas ritonavir, antifúngicos azoles, o dosis de niacina modificadora de lípidos deben sopesar cuidadosamente los beneficios y riesgos potenciales y deben controlar cuidadosamente a los pacientes para detectar cualquier signo o síntoma de dolor muscular, sensibilidad, o debilidad, particularmente durante los meses iniciales de terapia y durante cualquier periodo de ajuste de dosificación ascendente de cualquiera de los fármacos. Dosis iniciales más bajas y de mantenimiento de atorvastatina deben ser consideradas cuando se tome concomitantemente con las drogas ya mencionadas (ver Interacciones Medicamentosas). Las determinaciones periódicas de creatina fosfoquinasa (CPK) pueden ser consideradas en tales situaciones, pero no es seguro que tal monitoreo prevenga la ocurrencia de miopatía severa. Recomendaciones de prescripción para agentes interactivos son resumidos en la Tabla 1 [ver también Dosis y Administración, Interacciones Medicamentosas, Farmacología Clínica].


Los casos de miopatía, incluyendo rabdomiólisis, se han reportado con atorvastatina coadministrado con colchicina, y se debe tener precaución cuando se prescriba la Atorvastatina con colchicina [véase Interacciones medicamentosas]. La terapia de LIPITOR debe ser temporalmente detenida o discontinuada en cualquier paciente con una condición seria, agúda sugestiva de una miopatía o teniendo un factor de riesgo que predispone al desarrollo de falla renal secundaria a rabdomiolisis (ejemplo, infección aguda severa, hipotensión, cirugía mayor, trauma, desórdenes metabólico severo, endocrino y de electrolitos, y convulsiones descontroladas). Disfunción Hepática: Las estatinas, similar a algunas otras terapias de reductores de lípidos, han sido asociadas con anormalidades bioquímicas de la función hepática. Elevaciones persistentes ( > 3 veces el límite superior de normal [ULN] ocurriendo en 2 o más ocasiones) en transaminasas séricas ocurrió en el 0.7% de pacientes quienes recibieron LIPITOR en estudios clínicos. La incidencia de estas anormalidades fue de 0.2%, 0.2%, 0.6%, y 2.3% para 10, 20, 40, y 80 mg, respectivamente. Un paciente en estudios clínicos desarrolló ictericia. Incrementos en los ensayos de función hepática (LFT) en otros pacientes no fueron asociados con ictericia u otros signos clínicos o síntomas. Bajo la reducción de dosis, interrupción de la droga, o discontinuación, los niveles de transaminasas retornaron a o cerca a los niveles de pre-tratamiento sin secuelas. Dieciocho de 30 pacientes con elevaciones de LFT persistentes continuaron el tratamiento con una dosis reducida de LIPITOR. Se recomienda que las pruebas de enzimas hepáticas deban ser obtenidas antes de iniciar el tratamiento con LIPITOR y repetirlo como esté clínicamente indicado. Ha habido pocos informes posteriores de insuficiencia hepática mortal y no mortal en pacientes que toman estatinas, como atorvastatina. Si ocurre lesión hepática grave con síntomas clínicos y/o hiperbilirrubinemia o ictericia durante el tratamiento con LIPITOR, interrumpir rápidamente la terapia. Si una etiología alternativa no es encontrada, no reiniciar con LIPITOR. LIPITOR debe ser usado con precaución en pacientes que consumen cantidades sustanciales de alcohol y/o tienen una historia de enfermedad hepática. Enfermedad hepática activa o elevaciones persistentes sin causa conocida de transaminasas son contraindicaciones para el uso de LIPITOR [ver Contraindicaciones]. Función Endocrina: Los aumentos en los niveles de HbA1c y de glucosa en suero en ayunas han sido reportados con inhibidores de la HMG-CoA reductasa, incluyendo LIPITOR. Las estatinas interfieren con la síntesis del colesterol y teóricamente podrían mitigar la producción de esteroides suprarrenales y/o gonadal. Estudios clínicos han demostrado que LIPITOR no reduce la concentración basal de cortisol en plasma o deterioro de la reserva adrenal. Los efectos de las estatinas sobre la fertilidad masculina no han sido estudiados en un número adecuado de pacientes. Los efectos, si los hubiera, en el eje pituitario-gonadal en mujeres pre-menopáusicas son desconocidos. Se debe tener precaución si una estatina se administra concomitantemente con fármacos que pueden disminuir los niveles o la actividad de hormonas esteroides endógenos, tales como ketoconazol, espironolactona, y cimetidina. Toxicidad del CNS (Sistema Nervioso Central): La Hemorragia cerebral fue vista en una perra tratada por 3 meses a 120 mg/kg/día. Hemorragia cerebral y vacuolación del nervio óptico fueron vistos en otra perra que fue sacrificada en estado moribunda después de 11 semanas de dosis escalonadas a 280 mg/kg/día. La dosis 120 mg/kg resultó en una exposición sistémica aproximadamente 16 veces el área plasmático humano bajo la curva (AUC, 0-24 horas) basada en la dosis humana máxima de 80 mg/día. Una única convulsión tónica fue vista en cada uno de los 2 perros (uno tratado con 10 mg/kg/día y otro con 120 mg/kg/día) en un estudio de 2 años. Ninguna lesión al CNS ha sido observada en ratones después del tratamiento crónico por hasta 2 años a dosis de hasta 400 mg/kg/día o en ratas a dosis hasta de 100 mg/kg/día. Estas dosis fueron de 6 a 11 veces (ratones) y 8 a 16 veces (ratas) el AUC humano (0-24) basada en la dosis humana máxima recomendada de 80 mg/día. Lesiones vasculares del CNS, caracterizadas por hemorragias perivascular, edema, e infiltración celular mononuclear de espacios perivasculares, han sido observados en perros tratados con otros miembros de esta clase. Una droga químicamente similar en esta clase produjo degeneración del nervio óptico (degeneración Wallerian de fibras retinogeniculares) en perros clínicamente normales en una manera de dosis dependiente en una dosis que produjo niveles plasmáticos de la droga aproximadamente de 30 veces más alto que el nivel promedio de droga en humanos tomando la dosis recomendada más alta. Uso en Pacientes con Accidente Cerebro Vascular (ACV) Reciente o Ataque Isquemico Transitorio (TIA): En un análisis post-hoc del estudio de la Prevención del ACV por Reducción Agresiva en los Niveles de Colesterol (SPARCL) donde fue administrado LIPITOR 80 mg vs. placebo en 4,731 pacientes sin CHD quienes tuvieron un ACV o TIA dentro del precedente de 6 meses, una incidencia más alta de ACV hemorrágico fue visto en el grupo de LIPITOR 80 mg comparado a placebo (55, 2.3% atorvastatina vs. 33, 1.4% placebo; HR: 1.68, 95% CI: 1.09, 2.59; P=0.0168). La incidencia de ACV hemorrágico fatal fue similar a través de los grupos de tratamiento (17 vs. 18 para los grupos de atorvastatina y placebo, respectivamente). La incidencia de ACV hemorrágico no fatal fue significantemente más alto en el grupo de atorvastatina (38, 1.6%) comparado al grupo de placebo (16, 0.7%). Algunas características al estado basal, incluyendo ACV hemorrágico y lacunar en la entrada al estudio, fueron asociadas con una más alta incidencia de ACV hemorrágico en el grupo de atorvastatina [ver Reacciones Adversas].