LEVOQUINOX - Precauciones

Sensibilidad cruzada y/o problemas relacionados. Pacientes alérgicos a fluoroquinolonas u otros derivados quinolónicos químicamente relacionados, pueden ser alérgicos a otras fluoroquinolonas. Embarazo: no se han realizado estudios adecuados y bien controlados en humanos. Ya que el levofloxacino ha mostrado ser causal de artropatía en animales inmaduros, solo se recomienda su uso si el riesgo potencial para la madre supera el riesgo para el feto. FDA categoría C. Lactancia: se desconoce si el levofloxacino o sus metabolitos se distribuyen en la leche materna; sin embargo, basada en la información del ofloxacino, es de esperarse que el levofloxacino se distribuya en la leche humana. Debido al riesgo potencial de los serios efectos adversos en infantes lactantes, debe tomarse una decisión de cesar la lactancia o descontinuar el levofloxacino. Pediatría: La seguridad y eficacia en pacientes hasta los 18 años de edad no han sido establecidas. Las fluoroquinolonas han mostrado que causan artropatía y osteocondrosis en animales inmaduros y varias especies. Para la indicación por inhalación de ántrax, la administración de levofloxacino en pacientes pediátricos debe estar basada en la relación riesgo/beneficio que se debe considerar en pacientes individuales. La seguridad y eficacia en pacientes pediátricos no ha sido establecida. No hay información de estudios clínicos adecuados y bien controlados o experiencia postmarketing con respecto a la seguridad del levofloxacino en pacientes pediátricos. Geriatría: Apropiados estudios realizados hasta la fecha no han mostrado problemas geriátricos-específicos que limitarían el uso de levofloxacino en la población geriátrica. Sin embargo, la mayor sensibilidad de algunos pacientes ancianos no puede ser excluida, especialmente los efectos droga-asociados al intervalo QT y el aumento del riesgo de reacciones tóxicas debido al daño de la función renal relacionado a la edad y el aumento de riesgo de una tendinitis y ruptura del tendón. A los profesionales de salud: Cuando prescriba una fluoroquinolona a su paciente, advertir que ante la presentación de síntomas sugestivos de tendinopatía (dolor en los tendones, especialmente el tendón de Aquiles que es el mas frecuente afectado) y debe suspender su administración. Recomendar el reposo de la extremidad afectada, así como realizar una consulta a su traumatólogo. A los pacientes: Las fluoroquinolonas son antimicrobianos que pueden producir eventos adversos como la ruptura de tendón, el que más frecuentemente se afecta es el tendón de Aquiles, pero puede producirse también en el tendón de hombros o manos (cualesquiera de las articulaciones), estos eventos adversos son entre tres y cuatro veces más frecuentes que aquellos que suceden entre quienes no toman estos medicamentos. Si durante o después del tratamiento el paciente el paciente presenta dolor, hinchazón o rasgadura en alguna articulación, debe suspender el medicamento y consultar inmediatamente con su médico tratante.