LANZOPRAL HELI-PACK - Precauciones

Pacientes con insuficiencia renal pueden exigir un ajuste posológico. Lansoprazol: debe utilizarse con precaución en pacientes con insuficiencia renal o hepática. El lansoprazol no hemodializa. A dosis habituales, puede resultar riesgoso durante la lactancia, por lo que no se aconseja su administración durante este período. Si bien se ha aceptado su uso durante el embarazo y no se ha demostrado riesgo fetal en humanos se recomienda precaución en su utilización. Amoxicilina: se han descrito reacciones anafilácticas (alérgicas) en personas con antecedentes familiares de hipersensibilidad a la penicilina, por lo que se recomienda antes de iniciar el tratamiento, indagar sobre reacciones alérgicas a penicilinas, cefalosporinas u otros alérgenos. Claritromicina: claritromicina no debe utilizarse durante el embarazo, excepto en circunstancias clínicas en las que no existe una alternativa apropiada. Se han demostrado efectos adversos sobre el desarrollo embrionario y fetal de animales, a dosis 2 a 17 veces superiores a las dosis máximas utilizadas en humanos. Claritromicina es eliminada por vía hepática y renal, por lo que en presencia de falla renal y/o hepática severa, debe ajustarse la dosis utilizada o los intervalos de administración. Dado que claritromicina interactúa con diferentes drogas (ver interacciones), es aconsejable consultar al paciente sobre otros tratamientos que pueda estar recibiendo. Claritromicina y amoxicilina: en raras ocasiones se ha reportado colitis pseudomembranosa con el uso de agentes antibacterianos, esto incluye a claritromicina y amoxicilina. Es importante considerar el diagnóstico de esta afección ante la presencia de diarrea posterior al tratamiento. También es posible el desarrollo de superinfección micótica o bacteriana.