Prospecto HESPER-C

Composición
Cápsulas: hesperidina 360mg, ácido ascórbico (vitamina C) 200mg, rutósidos 25mg, bisulfito sódico menadiona (vitamina K) 2,5mg, excipientes, csp 1 cápsula.
Farmacología
La deficiencia de vitamina K lleva a una disminución de los factores de coagulación y de protrombina o factor II. El ácido ascórbico, por su acción oxidorreductora y reguladora de la respiración celular, es indispensable para mantener la integridad de las sustancias del colágeno y del cemento intercelular evitando por este mecanismo los trastornos hemorrágicos de la piel, tejido subcutáneo y mucosas, así como la ruptura capilar bajo presión. La hesperidina es un bioflavonoide que inhibe la enzima hialuronidasa evitando así la no despolimerización del ácido hialurónico, sustancia fundamental del tejido conectivo que contiene plasticidad y resistencia a la matriz intercelular. El uso terapéutico de HESPER-C por la sinergia entre el ácido ascórbico y los bioflavonoides combinados con la vitamina K tiene la capacidad de corregir la tendencia a la hemorragia, disminuyendo la fragilidad de los capilares y aumentando la resistencia vascular.
Indicaciones
Fragilidad y permeabilidad capilar.
Dosificación
Cápsulas: adultos y niños mayores de 12 años: dos a cuatro cápsulas diarias.
Contraindicaciones
Deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD), disfunción hepática. Antecedentes de sensibilidad al análogo de la vitamina K que se pretende utilizar.
Reacciones adversas
Requieren atención médica solamente si persisten o son molestos: incidencia menos frecuente: rubor enrojecimiento, dolor o hinchazón en el lugar de la inyección. Sabor de la boca no habitual.
Precauciones
Reproducción/embarazo: no se han realizado estudios en animales ni en humanos. En general no se recomienda su administración antes del parto para prevenir la enfermedad hemorrágica del neonato, debido a que puede causar toxicidad neonatal. Lactancia: no se han descrito problemas en humanos. La vitamina K no está presente en la leche materna, por lo que es especialmente necesaria en los lactantes. Pediatría: se le recomienda precauciones con el uso de difosfato sódico de menadiol en niños debido al riesgo de hepatoxicidad y anemia hemolítica. No se recomienda administrar al recién nacido (especialmente prematuros). Geriatría: no se dispone de información especialmente geriátrica.
Advertencias
Estados que afectan su uso, especialmente: antecedentes de sensibilidad al análogo de la vitamina K que se pretende utilizar. Pediatría: el menadiol puede producir hepatotoxicidad y anemia hemolítica y no se recomienda en recién nacidos. Otros problemas médicos, especialmente disfunción hepática. Otros medicamentos, especialmente anticoagulantes derivados de la cumarina o de la indandiona y hemolíticos.
Interacciones
Antiácidos, antibióticos de amplio espectro, latamoscef, quinidina, quinina, salicilatos en dosis elevadas, sulfamidas antibacterianas, anticoagulantes derivados de la cumarina o de la indandiona, colestiramina, colestipol, aceite mineral, sucralfato, dactinomicina y otros hemolíticos.
Incompatibilidades
No se describen incompatibilidades en la bibliografía revisada.
Conservación
Guardar en lugar fresco y seco.
Sobredosificación
Suspender la droga y tratamiento de sostén y apoyo, como administrar albúmina. Rehidratación con cloruro de sodio al 9% a una tasa de 10-20ml/kg/hora durante 1 a 2 horas, hasta que se presente buen flujo urinario.
Presentación
Caja x 24 y 200 cápsulas.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *