Prospecto GESTAFOL DUO

Composición
Cada tableta recubierta contiene: Sulfato Ferroso heptahidratado 300 mg. (Equivalente a 60 mg. de hierro elemental) (Equivalente a 190 mg de Sulfato Ferroso desecado). Ácido Fólico 250 mg. Excipientes c.s.p.
Farmacología
El hierro es un componente esencial en la formación fisiológica de la hemoglobina, de la que son necesarias cantidades adecuadas para que pueda realizarse con eficacia la eritropoyesis y el transporte de oxígeno de la sangre. El hierro tiene una función similar en la producción de mioglobina, además de servir como cofactor de varias enzimas esenciales y de los citocromos implicados en el transporte de electrones. El hierro es necesario para el metabolismo de las catecolaminas y para el funcionamiento correcto de los neutrófilos. El ácido fólico, después de su conversión en ácido tetrahidrofólico, es necesario para la eritropoyesis normal y para la síntesis de purinas y timidilatos, así como en el metabolismo de los aminoácidos, como la glicina y metionina, y en el metabolismo de la histidina.
Indicaciones
Indicado en la prevención y el tratamiento de la anemia ferropénica y estados carenciales de ácido fólico derivada de una dieta inadecuada, mala absorción, embarazo, rápido crecimiento durante la infancia y/o pérdida de sangre. Nota: la causa de los estados carenciales siempre se debe determinar, ya que pueden estar relacionados con una enfermedad grave. Este producto no debe administrarse hasta que se haya descartado el diagnostico de anemia perniciosa, ya que el ácido fólico corrige las manifestaciones hematológicas y enmascara la anemia perniciosa mientras que permite que el daño neurológico progrese.
Dosificación
Se administra por vía oral. Dosis usual en adultos y adolescentes: Deficiencia (Tratamiento): 1 tableta al día. Deficiencia (Profilaxis): La dosis se individualiza de acuerdo con las necesidades de la deficiencia.
Contraindicaciones
Sensibilidad al Hierro y al ácido fólico. Excepto en circunstancias especiales esta medicación no debe usarse cuando existan los siguientes problemas médicos: Hemocromatosis, o Hemosiderosis y otros estados anémicos, a no ser que se acompañen por deficiencia de hierro. Debe evaluarse la relación riesgo-beneficio en las siguientes situaciones clínicas: Alcoholismo activo, o en remisión, hepatitis o disfunción hepática o enfermedad renal aguda infecciones, estados inflamatorios del tracto intestinal, tales como enteritis, colitis, diverticulitis y colitis ulcerosa o úlcera péptica y anemia perniciosa. También se recomienda precaución en pacientes que reciben repetidas transfusiones de sangre ya que la adición de un contenido elevado de hierro eritrocítico puede producir sobrecarga de Hierro.
Reacciones adversas
Los que requieren de atención médica: De incidencia más frecuente: Dolor, calambres o inflamación en el abdomen o el estómago. De incidencia menos frecuentes o rara: Irritación por contacto, reacción alérgica, concretamente broncoespasmo, eritema, fiebre o rash cutáneo o prurito. Los que requieren atención médica sólo si persisten o son molestas: De incidencia más frecuente: estreñimiento, diarrea, náuseas y vómitos. De incidencia menos frecuente: Oscurecimiento de la orina y pirosis.
Precauciones
En el primer trimestre de embarazo, la ingesta de hierro y ácido fólico generalmente se obtiene de una dieta adecuada; en el segundo y tercer trimestre, cuando la deficiencia de hierro y ácido fólico son más frecuentes debido al gran aumento de las necesidades, los suplementos suelen ser necesarios. No se han descrito problemas en humanos con la ingesta oral. Por la presencia de ácido fólico, algunos estudios han encontrado que el producto, administrado antes de la concepción y durante el comienzo del embarazo puede reducir la incidencia de defectos del tubo neural en lactantes. Lactancia y pediatría: El ácido fólico se excreta en la leche materna. Sin embargo, en humanos no se han descrito problemas relacionados con la ingesta de las necesidades diarias normales. Geriatría: Algunos pacientes geriátricos pueden necesitar una ingesta diaria de hierro biodisponible mayor que la habitual para corregir un estado carencial, debido a que su capacidad para absorber hierro está disminuida por la reducción de secreciones gástricas y aclorhidria. No se han reportado problemas geriátricos con la ingesta diaria recomendada.
Advertencias
Tomar con el estómago vacío una hora antes o 2 horas después de las comidas; o con alimentos para disminuir la posibilidad de molestias gástricas. Tomar con agua o zumo de fruta, un vaso lleno (240 mL) para adultos, ½ vaso (120 mL) para niños. Tomar 1 hora antes o 2 horas después de ingerir productos lácteos, huevos, café, té o pan y cereales integrales, antiácidos o suplementos de Calcio. No tomar suplementos de Hierro vía oral si se están administrando mediante inyección. Evitar el uso continuo de grandes cantidades de suplementos de Hierro varias veces al día durante más de 6 meses a menos que el médico lo apruebe. Tragar las tabletas enteras, mantener fuera del alcance de los niños. Advertir a los pacientes respecto de los efectos tóxicos de la sobredosis, especialmente en niños, y la necesidad de conseguir ayuda médica inmediata.
Interacciones
Puede interactuar con: Ácido Acetohidroxámico, alcohol, antiácidos, suplementos de Calcio, café, huevos, alimentos o medicamentos que contengan bicarbonatos, carbonatos, oxalatos o fosfatos, leche o productos lácteos. Té (contiene ácido tánico), pan, cereales integrales (contiene ácido fítico) y fibra dietética (el uso simultáneo disminuye la absorción de hierro; este medicamento no se debe usar 1 hora antes o 2 horas después de la ingesta de cualquiera de los productos antes mencionados). Dimercaprol, Pancreatina o Pancreolipasa, cimetidina y posiblemente otros agentes quelantes, Fluoroquinolonas, Penicilamina, Tetraciclinas orales y suplementos orales de Zinc (medicamentos que deben tomarse 2 horas después de los suplementos de Hierro), anticonvulsivos del grupo Hidantoína, Carbamazepina, Estrógenos o anticonceptivos orales, Antibióticos, Colestiramina, Metotrexato, Triamtereno, Trimetoprima y Sulfamidas.
Conservación
Mantener de preferencia entre 15 y 30°C, en envase cerrado.
Sobredosificación
La sobredosis de hierro ingerido puede ser mortal, especialmente en niños pequeños. El tratamiento inmediato es esencial. Puede producirse intoxicación grave en niños pequeños por ingestión de 3 ó 4 tabletas de sulfato ferroso. El transporte del paciente al servicio de urgencias no se debe retrasar. Después de haber administrado jarabe de Ipecacuana, la emesis puede requerir hasta 30 minutos o incluso repetir la dosis. Sin embargo el traslado del paciente no debe esperar hasta que se produzca el efecto emético. Los síntomas de sobredosis se pueden retrasar (de 10 a 60 minutos o más) debido a numerosos factores que intervienen tales como la sal de hierro que se ha ingerido, la cantidad de alimento en el estómago y la cantidad de la dosis.
Presentación
Caja por 2, 4, 5, 7, 10, 14, 20, 21, 28, 30, 40, 50, 60, 70, 80, 90, 100, 150, 200, 300, 400 y 500 Tabletas Recubiertas. Caja Dispenser por 50, 60, 70, 80, 90, 100, 150, 200, 300, 400 y 500 Tabletas Recubiertas.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *