GERO MUCOVIT PLUS - Advertencias

No tomar más de las dosis recomendadas. El uso de vitamina A en alcohólicos, cirrosis, enfermedad hepática o hepatitis viral puede potenciar la hepatotoxicidad. Altas dosis de vitamina C pueden interferir con las determinaciones de glucosa. Dosis elevadas de vitamina C pueden precipitar anemia hemolítica en pacientes con deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. El uso de vitamina C en pacientes con hemocromatosis, anemia sideroblástica o talasemia puede aumentar la absorción del hierro con agravamiento de estos estados. Dosis elevadas de vitamina C pueden elevar el riesgo de hiperoxaluria o cálculos renales. La vitamina D o compuestos que la contengan debe usarse con cuidado en arteriosclerosis, insuficiencia cardíaca, hiperfosfatemia, hipersensibilidad a los efectos de la vitamina D, insuficiencia renal, sarcoidosis y otras enfermedades granulomatosas. En pacientes con deficiencia de tiamina, las dosis de carga de glucosa pueden precipitar o agravar la encefalopatía de Wernicke; administrar tiamina antes de la glucosa. No intentar el tratamiento de anemia perniciosa u otras anemias megaloblásticas por deficiencia de vitamina B12, ya que existe la posibilidad de desarrollar compromiso neurológico, a pesar que la anemia pueda haber remitido, en pacientes con deficiencia de vitamina B12 que reciben ácido fólico suplementario o dosis insuficientes de vitamina B12. La administración de niacinamida puede exacerbar hemorragia o glaucoma. Dosis elevadas pueden disminuir la tolerancia a la glucosa, causar hiperuricemia, daño renal, hipotensión o activar un cuadro de úlcera péptica. El calcio o compuestos que contengan calcio debe ser usados bajo estricto cuidado en deshidratación o desbalance hidrolectrolítico, diarrea, mal absorción intestinal crónica, historia de cálculo renal, insuficiencia renal crónica, aclorhidria o hipoclorhidria. Antes de administrar hierro o compuestos que contengan hierro, deberá evaluarse la relación beneficio-riesgo en las siguientes circunstancias: alcoholismo, hepatitis, insuficiencia hepática, infección renal aguda, inflamación del tracto intestinal, úlcera péptica, hipersensibilidad al hierro, pacientes que reciben transfusiones sanguíneas en forma repetitiva.