Prospecto DOLOFOR 600 DOL

Composición
DOLOFOR 600 DOL Tableta recubierta: cada tableta recubierta contiene: ibuprofeno 600mg. Excipientes cs. DOLOFOR 800 DOL Tableta recubierta: cada tableta recubierta contiene: ibuprofeno 800mg. Excipientes cs.
Farmacología
Antiinflamatorio no esteroideo: inhibe la actividad de la enzima ciclooxigenasa, dando lugar a una disminución de la formación de precursores de las prostaglandinas y de los tromboxanos a partir del ácido araquidónico. Antirreumático (antiinflamatorio no esteroideo): actúa mediante mecanismos antiinflamatorios y analgésicos. Analgésico: puede bloquear la generación del impulso doloroso mediante una acción periférica que puede implicar reducción de la actividad de las prostaglandinas y posiblemente, inhibición de la síntesis o de las acciones de otras sustancias que sensibilizan los receptores del dolor a los estímulos mecánicos o químicos. Antipirético: probablemente produce antipiresis por acción a nivel central sobre el centro hipotalámico regulador de la temperatura. Antidismenorreico: disminuye la contractilidad y la presión uterina, aumentan la perfusión uterina y alivian tanto el dolor isquémico como el espasmódico mediante inhibición de la síntesis y la actividad de las prostaglandinas intrauterinas. Profiláctico y supresor del dolor de cabeza de origen vascular: la acción analgésica puede estar implicada en el alivio del dolor de cabeza. También por reducción de la actividad de prostaglandinas, puede prevenir o aliviar directamente ciertos tipos de dolor de cabeza que se cree que están producidos por dilatación o constricción de los vasos sanguíneos cerebrales producidos por las prostaglandinas.
Indicaciones
Indicado en el tratamiento de artritis reumatoide aguda o crónica; osteoartritis; espondilitis anquilosante; artritis juvenil; artritis psoriásica; artritis gotosa aguda; dolor; fiebre; dismenorrea y en profilaxis y tratamiento del dolor de cabeza de origen vascular.
Dosificación
Dosis habitual para adultos y adolescentes: antirreumático (antiinflamatorio no esteroideo): oral, de 1,2 a 3,2g al día, divididos en tres o cuatro tomas. Después de obtener una respuesta satisfactoria, la dosificación se debe reducir hasta la dosis de mantenimiento más baja que permita el control continuo de los síntomas. Nota: generalmente se requieren dosis mayores en la artritis reumatoide que en la osteoartritis. Analgésico (dolor de leve a moderado): antipirético o antidismenorreico. Oral, de 200 a 400mg a intervalos de 4 a 6 horas, según necesidad. Límites de prescripción en adultos: antirreumático (antiinflamatorio no esteroideo): oral, hasta 3,6g al día. La dosis máxima sólo se debe utilizar si el beneficio clínico aumenta lo suficiente como para compensar el mayor riesgo de efectos adversos. Analgésico, antipirético o antidismenorreico: para la automedicación no debe excederse de 1,2g por día. Dosis pediátrica habitual: antirreumático (antiinflamatorio no esteroideo). Lactantes hasta 6 meses de edad: no se ha establecido la seguridad y eficacia. Niños de 6 meses a 12 años de edad: oral, inicialmente 30 a 40mg por kg de peso corporal al día, divididos en 3 o 4 tomas, aunque 20mg por kg de peso corporal por día puede ser suficiente para pacientes con enfermedad leve, reduciendo la dosificación a la dosis menor necesaria para el control de la enfermedad. Antipirético: lactantes hasta 6 meses de edad: no se ha establecido la seguridad y la eficacia. Niños de 6 meses a 12 años: oral, 5mg por kg de peso corporal en caso de fiebre inferior a 39,17°C y 10mg por kg de peso corporal en caso de fiebre más alta. La dosificación se puede repetir, si es necesario, a intervalos de 4 a 6 horas a más. Límite de prescripción pediátrico: antirreumático: oral, 50mg por kg de peso corporal al día. Antipirético: oral, 40mg por kg de peso corporal al día.
Contraindicaciones
Excepto en circunstancias especiales, este medicamento no debe usarse cuando existen antecedentes de reacciones alérgicas severas, tales como anafilaxia o angioedema, inducido por aspirina o un AINE; síntomas de pólipos nasales asociados a broncospasmo (alto riesgo de reacciones alérgicas graves debido a la sensibilidad cruzada). Debe evaluarse la relación riesgo-beneficio en las siguientes situaciones clínicas: antecedentes de reacciones alérgicas suaves como rinitis alérgica, urticaria, o prurito (posibilidad de sensibilidad cruzada), anemia o asma (se puede exacerbar). Estados que predisponen y/o exacerban a la retención de líquidos, como función cardíaca comprometida, insuficiencia cardíaca, edema preexistente, hipertensión, disfunción o insuficiencia renal. Estados que predisponen a la toxicidad gastrointestinal como alcoholismo activo a antecedentes de sangrado gastrointestinal. Enfermedad inflamatoria o ulcerativa del tracto gastrointestinal superior o inferior, incluyendo enfermedad de Crohn´s, diverticulitis, úlcera péptica o colitis ulcerosa, activa o antecedentes. Antecedentes recientes de uso de tabaco. Insuficiencia cardíaca congestiva, diabetes mellitus, edema pre-existente, depleción del volumen extracelular o sepsis. Hemofilia u otros problemas hemorrágicos, incluyendo trastornos de la coagulación o de la función plaquetaria. Cirrosis hepática o disfunción hepática. Disfunción renal; estomatitis y lupus eritematoso sistémico (LES). Se recomienda precaución en pacientes geriátricos, porque es más probable el desarrollo de efectos hepáticos o renales adversos con esta medicación y en quienes la ulceración o hemorragia gastrointestinal puede ser más probable de causar consecuencias serias, incluyendo fatalidades.
Reacciones adversas
Incidencia rara: hemorragia nasal inexplicada, arritmias cardíacas, insuficiencia cardíaca congestiva o exacerbación, aumento de la presión arterial, confusión, alucinaciones, meningitis aséptica, depresión mental, neuropatía periférica, dermatitis alérgica, (erupciones, urticaria), eritema multiforme, síndrome de Stevens Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, gastritis, hemorragia o sangrado gastrointestinal (incluyendo melena y hematemesis) perforación o ulceración gastrointestinal incluyendo gastritis esofágica, ulceración péptica, ulceración gastrointestinal múltiple y lesiones de perforación preexistentes del sigmoides como divertícula y carcinoma, efectos genitourinarios como sangre en orina, hemorragias vaginales inexplicadas o no sospechadas y cistitis. Efectos hematológicos como agranulocitosis, anemia, anemia aplástica, eosinofilia, leucopenia y trombocitopenia con o sin púrpura, efectos hepáticos como hepatitis, reacciones de hipersensibilidad como anafilaxis o reacciones anafilactoides, angeítis, angioedema, reacciones alérgicas broncoespásticas, rinitis alérgica, reacción semejante a la enfermedad del suero, síndrome semejante a lupus eritematoso sistémico, ambliopía tóxica, visión borrosa y otros cambios, conjuntivitis, sequedad, irritación o hinchazón de los ojos, escotoma, ulceración gingival, estomatitis, aftosa, disminución o cualquier cambio de la audición, pancreatitis, poliuria, disfunción o insuficiencia renal, necrosis tubular y respiración corta o problemas para dormir. Incidencia menos frecuente: prurito, efectos renales (edema), zumbido de oídos. Incidencia más frecuente: rash cutáneo. Necesitan atención médica si persisten o son molestos: incidencia rara: efectos cardiovasculares como respiración rápida, enrojecimiento, palpitaciones, somnolencia, problemas para dormir, reacciones dermatológicas fotosensitivas o fotoalérgicas, irritación, sequedad o llagas en la boca. Incidencia menos frecuente: dolor de cabeza de leve a moderado, nerviosismo o irritabilidad, sensación de gases, constipación, disminución o pérdida del apetito, diarrea, indigestión, vómitos. Incidencia más frecuente: vértigo, malestar, calambres o dolor abdominal o de estómago de leve ha moderado, dolor epigástrico, agriera, náuseas.
Precauciones
Los pacientes sensibles al ibuprofeno, incluyendo aspirina o ketorolaco, también pueden ser sensibles a otros AINEs. Puede producir broncoconstricción o anafilaxia en asmáticos sensibles a la aspirina, especialmente en los que presentan pólipos nasales, asma y otras reacciones alérgicas inducidos por la aspirina (la tríada de la aspirina). Embarazo: no se recomienda su uso en la segunda mitad del embarazo, por los posibles efectos adversos en el feto, como cierre prematuro del ductus arteriosus e hipertensión pulmonar en el recién nacido. Lactancia: estudios en humanos no han detectado ibuprofeno en la leche materna utilizando una metodología capaz de detectar 1mcg por ml. La dosificación materna fue 400mg 4 veces al día. Pediatría: no se han demostrado problemas específicos pediátricos que pudieran limitar la utilidad del ibuprofeno en niños de 6 meses o mayores. No se ha establecido la seguridad y eficacia en niños menores de 6 meses. Geriatría: no se ha establecido si en pacientes geriátricos se incrementa el riesgo de toxicidad gastrointestinal durante el tratamiento con AINEs. Sin embargo la ulceración o hemorragia gastrointestinal inducida por los AINEs, puede ser más probable de causar consecuencias serias, incluyendo fatalidades, en pacientes geriátricos que en adultos más jóvenes. Además, los pacientes mayores pueden ser más propensos a tener disfunción renal relacionada a la edad, pudiendo aumentar el riesgo de la toxicidad hepática o renal inducida por los AINEs y puede también requerir la reducción de la dosificación para prevenir la acumulación de la medicación. Algunos clínicos recomiendan administrar a pacientes geriátricos, especialmente de 70 años de edad o mayores, inicialmente la mitad de la dosis para adultos. También, se recomienda la supervisión cuidadosa del paciente. Odontología: puede producir inflamación, irritación o ulceración de la mucosa bucal, puede producir raramente leucopenia y/o trombocitopenia, la cual puede dar lugar a un aumento de la incidencia de infección microbiana, retraso en la cicatrización y hemorragia gingival. Debe instruirse a los pacientes en una correcta higiene oral, incluyendo las precauciones en el empleo de cepillos, seda o palillos dentales. Cirugía: se recomienda precaución en pacientes que requieren cirugía, por inhibición de la agregación plaquetaria y prolongación del tiempo de sangría. Pacientes que tomen aspirina de liberación inmediata (sin cubierta entérica) y tomen una sola dosis de ibuprofeno 400mg. deben tomar el ibuprofeno por lo menos 30 minutos o más, después de ingerir aspirina u 8 horas o más, antes de la ingestión de la aspirina para evitar la atenuación de su efecto. Las recomendaciones sobre la sincronización del uso concomitante de ibuprofeno y la aspirina a baja dosis con cubierta entérica no puede efectuarse basado en los datos disponibles.
Advertencias
En pacientes ancianos con disfunción renal, se recomienda reducir la dosificación inicial incluso hasta la mitad de la dosis usual para adultos. Tomar preferiblemente con comidas o antiácidos para reducir la irritación gastrointestinal, especialmente durante el uso crónico; no obstante, para que la absorción sea más rápida cuando se necesite un rápido efecto inicial (para uso analgésico o antipirético) las primeras dosis se pueden tomar 30 minutos antes de las comidas o al menos 2 horas después. Si se toma simultáneamente un antiácido, es preferible que contenga aluminio y magnesio. En el tratamiento de la dismenorrea primaria, el beneficio máximo se consigue iniciando la terapia después del inicio de la menstruación. Puede producir somnolencia, evitar la ingesta de bebidas alcohólicas. El ibuprofeno puede interferir con el efecto antiplaquetario de la aspirina a baja dosis (81mg por día), potencialmente haciendo que la aspirina sea menos eficaz cuando está siendo utilizada como cardioprotector y en la prevención de ACV.
Interacciones
Puede interaccionar con inhibidores de la ECA, acetaminofén, alcohol, corticosteroides, glucocorticoides, corticotropina o suplementos de potasio; anticoagulantes, derivados de la cumarina o indandiona, heparina, agentes trombolíticos como alteplasa, anistreplasa, estreptoquinasa, uroquinasa o warfarina, agentes antidiabéticos orales o insulina, antihipertensivos o diuréticos, especialmente triamtereno; aspirina, AINEs. El uso simultáneo de 2 o más AINEs, puede aumentar la incidencia de efectos secundarios gastrointestinales, incluyendo ulceración y hemorragia, sin aportar alivio sintomático adicional y por eso no se recomienda. Depresores de la médula ósea: cefamandol, cefoperazona, cefotetan, piramicina o ácido vaiproico, ciclosporina, compuestos de oro o medicamentos nefrotóxicos: lítio, glucósidos digitálicos, medicamentos fotosensibilizadores, inhibidores de la agregación plaquetaria y probenecid.
Incompatibilidades
No se han descrito.
Conservación
Conservar preferiblemente entre 15°C y 30°C.
Sobredosificación
Para disminuir la absorción: vaciado del estómago mediante inducción de la emesis (solo si el paciente está consciente) o lavado gástrico. Administración de carbón activado cuando ha transcurrido más de 2 horas de la sobredosis. Inducción a la diuresis. Tratamiento específico: administración según necesidad de expansores del volumen plasmático para la hipotensión grave. Para las convulsiones, administrar diazepam o benzodiazepinas anticonvulsivantes. Para la hipoprotrombinemia usar vitamina K. Para la prevención de insuficiencia renal, usar dopamina y dobutamina intravenosamente. Instaurar tratamiento sintomático y otras medidas de mantenimiento si es necesario; ciertos efectos adversos de los AINEs, incluyendo la nefritis o el síndrome nefrótico, trombocitopenia, anemia hemolítica y reacciones cutáneas o hipersensibilidad severa, pueden responder a la administración glucocorticoide. Vigilancia y mantenimiento de las funciones vitales. Pacientes con intención de sobredosis sospechada o confirmada deben ser derivados a consulta psiquiátrica.
Presentación
DOLOFOR 600 DOL Tableta recubierta y DOLOFOR 800 DOL Tableta recubierta en: caja x 10, 20, 25, 30, 40 50, 60, 70, 80, 90 100, 120, 500, 1.000 tabletas recubiertas.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *