Prospecto DOLO NEUROBION FORTE

Composición
Cada ampolla N° I (2mL) contiene: Clorhidrato de piridoxina 100 mg. Clorhidrato de tiamina 100 mg. Excipientes: clorhidrato de lidocaína, alcohol bencílico, propilenoglicol, hidróxido de sodio, agua para inyección. Cada ampolla N° II (1mL) contiene: Cianocobalamina 5.000 mcg. Diclofenaco sódico 75 mg. Excipientes: alcohol bencílico, propilenoglicol, ácido clorhídrico, agua para inyección.
Farmacología
Las vitaminas B1, B6, B12 participan en el metabolismo de todas las células del organismo; sin embargo, su actividad predominante se da sobre células del sistema nervioso, de allí que se les denomine vitaminas neurotróficas. Tiamina (vitamina B1): La absorción gastrointestinal de la tiamina presente en los alimentos ocurre mediante un mecanismo de transporte activo. Al administrarse dosis altas, la absorción se da por difusión pasiva. El límite de absorción máxima es de 8 a 15 mg al día; sin embargo, esta cantidad puede superarse fácilmente cuando se ingiere en dosis fraccionadas con los alimentos. Los tejidos realizan la degradación total de aproximadamente 1 mg de tiamina al día. Cuando la ingestión es inferior a esta cantidad, la tiamina no es excretada en la orina; sin embargo cuando la ingestión sobrepasa este valor, primeramente se saturan los depósitos tisulares y, posteriormente, el fármaco aparece sin modificación o como su metabolito, pirimidina. La forma funcionalmente activa de la tiamina es el pirofosfato de tiamina, que interviene en el metabolismo de los carbohidratos como cofactor de las deshidrogenasas (deshidrogenasa cetoácida de cadena ramificada, complejo piruvato deshidrogenasa y alfa-cetoglutarato deshidrogenasa) y de las transcetolasas. Dentro de los procesos metabólicos que son afectados por la deficiencia de la tiamina se encuentran el aporte energético neuronal al inhibirse la degradación de los carbohidratos, lo que impide la regeneración de la membrana axónica. Además de participar en el proceso de síntesis de la acetilcolina, el pirofosfato de tiamina interviene en la liberación de este neurotransmisor a través de la membrana presináptica, pues se encontró concentraciones altas de tiamina fosforilada en las terminaciones nerviosas colinérgicas. Piridoxina (vitamina B6): La piridoxina, el piridoxal y la piridoxamina son rápidamente absorbidos por el tracto gastrointestinal después de ser hidrolizados a sus productos fosforilados. Por lo menos 60% de la vitamina B6 circulante corresponde al fosfato de piridoxal. Se considera que el piridoxal es la forma primaria que atraviesa las membranas celulares. El producto principal de excreción es el ácido 4-piridóxico, formado por la acción de la aldehído oxidasa hepática sobre el piridoxal libre. El fosfato de piridoxal actúa como coenzima en varias transformaciones metabólicas de los aminoácidos. La vitamina B6 actúa en la síntesis de los neurotransmisores ácido gamma-aminobutírico, dopamina y serotonina, así como en la síntesis de los esfingolípidos que constituyen la vaina de mielina. Cianocobalamina (vitamina B12): La vitamina B12 procedente de la dieta se une al factor intrínseco en presencia de ácido gástrico y proteasas pancreáticas. El complejo vitamina B12 - factor intrínseco llega al íleon distal, donde interactúa con un receptor específico situado sobre las células de la mucosa ileal, siendo transportado luego hacia la circulación. Además del factor intrínseco, es necesaria la presencia de bilis y bicarbonato de sodio (a un pH adecuado) para el transporte de la vitamina B12 a través del íleon. La deficiencia de vitamina B12 no se debe normalmente a una carencia en la dieta, sino a una deficiencia en la absorción gastrointestinal. Una vez absorbida, la vitamina B12 se une a una beta-globulina plasmática llamada transcobalamina II, para ser transportada hacia los tejidos. La vitamina B12 unida a la transcobalamina II es rápidamente extraída del plasma y almacenada en las células hepáticas; hasta 90% de los depósitos corporales de vitamina B12 en el adulto normal, o sea, 1 a 10 mg, se localizan en el hígado. La vitamina B12 es almacenada como coenzima activa, con una tasa de recambio de 0.5 a 0.8 mcg por día, dependiendo de la capacidad de los depósitos corporales. La necesidad mínima diaria de la vitamina es de 1 mcg. Aproximadamente 3 mcg de vitamina B12 son excretados por día a través de la bilis, no estando 50 a 60% de esta cantidad destinada a la reabsorción. Este ciclo entero-hepático impide que, durante una enfermedad intestinal, ocurra una interferencia con la absorción, lo que podría resultar en un vaciamiento continuo de los depósitos hepáticos de la vitamina. Las formas metabólicamente activas de la vitamina B12 son la metilcobalamina y la 5-desoxiadenosilcobalamina, las cuales son esenciales para el crecimiento y la replicación celular. La metilcobalamina participa en la transformación de la homocisteína en metionina y en su derivado, la S-adenosilmetionina, así como en la conversión del N5-metiltetrahidrofolato en tetrahidrofolato. La 5-desoxiadenosilcobalamina interviene en la isomerización de la L-metilmalonil coenzima A en succinil coenzima A, que favorece la síntesis de ácidos grasos. Estas acciones metabólicas, en el seno del sistema nervioso, conducen a la generación de ATP, necesario para la síntesis de ADN mitocondrial de las neuronas, para la formación de la vaina de mielina axónica, para proporcionar los componentes bioquímicos de la neurotransmisión y para mantener la constancia del medio interno neuronal, necesaria para generar los potenciales de acción y permitir la transmisión en la sinapsis. De acuerdo con descubrimientos clínicos recientes, la combinación de las vitaminas B1, B6, B12 posee actividad antinociceptiva, que se traduce en acción analgésica sustancial. Diclofenaco sódico: Veinte minutos después de la aplicación intramuscular de 75 mg, se alcanza concentraciones plasmáticas máximas de 2.5 mcg/mL (8 micromoles por litro). Las concentraciones plasmáticas son directamente proporcionales a la dosis. El área bajo la curva de concentración que se obtiene al utilizarse la vía intramuscular corresponde aproximadamente al doble de una misma dosis administrada por las vías oral y rectal, ya que el fármaco es metabolizado en casi 50% por el efecto de primer paso hepático. El fármaco se une ampliamente a las proteínas plasmáticas (99.7%), principalmente a la albúmina, siendo su vida media plasmática de 1 a 2 horas. El diclofenaco se distribuye ampliamente en el organismo y su biodisponibilidad es de aproximadamente 50%, localizándose las mayores concentraciones en el hígado y los riñones. El fármaco es metabolizado en el hígado por la isoenzima del citocromo P450, familia CYP2C, a 4-hidroxidiclofenaco como metabolito principal y otras formas hidroxiladas. Después de glucuronoconjugación y sulfatación, los metabolitos son excretados en la orina (65%) y por la bilis (35%). Dosis repetidas de diclofenaco no producen acumulación en el adulto normal. La vida media de eliminación es de 1.2 a 2.0 horas. El diclofenaco es un inhibidor de la ciclooxigenasa, enzima que convierte el ácido araquidónico en prostaglandinas. Su potencia es sustancialmente superior a la de indometacina, naproxeno y otros antiinflamatorios. Las prostaglandinas cuya síntesis es inhibida son la PGE2 (50%), el tromboxano TBX1 (60%) y la PGF (30%). Además de eso, el fármaco parece reducir las concentraciones intracelulares de araquidonato libre en los leucocitos, modificando posiblemente la liberación o la captación de este ácido graso. Además de su efecto periférico, el diclofenaco y otros analgésicos antiinflamatorios no esteroides pueden ejercer un efecto antinociceptivo (antálgico) en el sistema nervioso central, actuando sobre la liberación de las prostaglandinas y/o a través de lo sistemas neuronales que utilizan a las catecolaminas y a la serotonina como neurotransmisores.
Indicaciones
Antiinflamatorio con acción analgésica. Antineurítico. En las lumbalgias, cervicalgias, braquialgias, radiculitis, neuropatías periféricas de etiopatogenia diversa, neuralgias faciales, neuralgia del trigémino, neuralgia intercostal, neuralgia herpética, neuropatía alcohólica, neuropatía diabética, síndrome del túnel carpiano, fibromialgia, espondilitis.
Dosificación
Uso intramuscular - adulto. Dosificación: Dolo Neurobion® Forte Solución Inyectable: Una inyección por día. Al momento de la aplicación, aspirar hacia el interior de una jeringa, con capacidad mínima de 3 mL, el contenido de una ampolla I y de una ampolla II. Inyectar la mezcla de manera lenta, exclusivamente por vía intramuscular profunda en el cuadrante superior externo de la región glútea. Las formas inyectables de Dolo Neurobion® Forte no deben usarse por más de dos días. Si fuese necesario el uso por un periodo más prolongado, se debe continuar el tratamiento con las formas orales del producto. Pacientes ancianos: Se recomienda cautela con respecto a la prescripción en pacientes ancianos, en especial, aquéllos que tengan una función renal deteriorada y bajo uso de diuréticos y beta-bloqueadores. Los pacientes ancianos son más sensibles a la ocurrencia de efectos secundarios con antiinflamatorios no hormonales (en especial, reducción del volumen urinario e irritación de la mucosa gastrointestinal). Por lo tanto, debe emplearse la menor posología capaz de producir los efectos terapéuticos deseados, durante el menor tiempo posible. Información sobre algunos excipientes cuyo conocimiento es necesario para un correcto uso del producto: Contiene alcohol bencílico por lo que no debe usarse en lactantes y niños prematuros.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula. Policitemia vera. Porfiria aguda. La vitamina B12 no debe utilizarse en la enfermedad temprana de Leber (atrofia hereditaria del nervio óptico). Úlceras pépticas, gastritis y duodenitis. En pacientes cuyas crisis de asma bronquial, urticaria o rinitis son desencadenadas o agravadas por el uso de salicilatos y otros medicamentos inhibidores de la síntesis de prostaglandinas. Discrasias sanguíneas, estados hemorrágicos y lesiones hepáticas. No está indicado en niños menores de 14 años, con excepción de casos de artritis juvenil crónica.
Reacciones adversas
Existen reportes aislados de reacciones secundarias a la administración parenteral a largo plazo de tiamina y de cianocobalamina, debido probablemente a casos raros de hipersensibilidad. La administración de megadosis de piridoxina puede producir ciertos síndromes neuropáticos sensoriales; no obstante, los estudios histopatológicos no han demostrado la relación de estos síndromes con algún grado de degeneración neuronal. Con la suspensión del uso de piridoxina, la función neuronal mejora gradualmente hasta la completa recuperación del paciente. Tracto gastrointestinal: Dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, dispepsia, flatulencia y anorexia. Raras veces, hemorragia gastroduodenal, melena, hematemesis, úlceras, perforación, diarrea sanguinolenta. Ocasionalmente, colitis ulcerativa o proctocolitis de Crohn, gingivoestomatitis, lesiones esofágicas, glositis, estreñimiento. Sistema nervioso central: Vértigo, aturdimiento, cefalalgia, fatiga. Raras veces, parestesias, trastornos de la sensibilidad y de la visión, trastornos de la memoria, desorientación, tinnitus, insomnio, irritaciones psicóticas, alteraciones del gusto. Piel: Casos aislados de erupciones vesiculares, eccema, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, síndrome de Lyell, eritrodermia, dermatitis exfoliativa, alopecia, reacciones de fotosensibilidad, púrpura. Riñones: Raras veces hematuria, proteinuria, insuficiencia renal aguda. Hígado: Raras veces, elevación de la actividad de las aminotransferasas (transaminasas glutámico pirúvica y glutámico oxaloacética), hepatitis con o sin ictericia. Sangre: Casos aislados de trombocitopenia, leucopenia, anemia hemolítica, anemia aplástica, agranulocitosis. Hipersensibilidad: Raras veces hipotensión arterial, edema, reacciones anafilácticas. En el sitio de aplicación de las inyecciones puede surgir fenómenos inflamatorios, dolor y, de manera más rara, formación de absceso y necrosis. Alteraciones de las pruebas de laboratorio: Piridoxina puede provocar una reacción falsopositiva en el urobilinógeno utilizando reactivo de Ehrlich.
Advertencias
Se recomienda controlar periódicamente el hemograma y las funciones renal y hepática. Antes de la administración del producto, debe evaluarse el estado del sistema digestivo, del hígado y de los riñones. No debe administrarse durante el embarazo y la lactancia. Debido a que las prostaglandinas tienen una gran importancia en el mantenimiento del flujo sanguíneo renal, debe emplearse el producto con cuidado en personas que padezcan nefropatías, cardiopatías, pacientes bajo uso de diuréticos y después de grandes cirugías. Los pacientes que presenten mareos u otros trastornos del sistema nervioso central deben abstenerse de conducir vehículos u operar maquinaria. Aún no se ha establecido la seguridad y la eficacia de diclofenaco - independientemente de la formulación farmacéutica - en niños. Embarazo y lactancia: Informe a su médico la ocurrencia de un embarazo durante el transcurso del tratamiento o después de su término. Informar al médico si está dando de lactar. Interrupción del tratamiento: No interrumpir el tratamiento sin el conocimiento de su médico.
Interacciones
Interacciones medicamentosas: Se ha reportado que la tiamina puede aumentar el efecto de los bloqueadores neuromusculares, desconociéndose su significado clínico. La piridoxina refuerza la descarboxilación periférica de levodopa y reduce su eficacia en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. La administración concomitante de carbidopa con levodopa previene este efecto. No debe administrarse clorhidrato de piridoxina en dosis superiores a 5 mg por día en pacientes bajo tratamiento con levodopa únicamente. La administración de 200 mg al día de clorhidrato de piridoxina durante un mes produce disminución de las concentraciones séricas de fenobarbital y de fenitoína hasta en 50%. La cicloserina y la hidralazina son antagonistas de la vitamina B6 y la administración de la piridoxina reduce los efectos secundarios neuronales resultantes del uso de estos fármacos. El uso prolongado de penicilamina puede causar deficiencia de vitamina B6. La piridoxina puede disminuir las concentraciones plasmáticas de la ciclosporina, cuando se administran simultáneamente. La absorción de la vitamina B12 en el sistema gastrointestinal puede ser reducida por la administración de aminoglucósidos, colchicina, potasio en formulación de liberación prolongada, ácido aminosalicílico y sus sales, anticonvulsivantes (fenitoína, fenobarbital, primidona), irritación con cobalto en el intestino delgado y por la ingestión excesiva de alcohol durante más de dos semanas. La administración concomitante de neomicina y colchicina aumenta la mala absorción de vitamina B12. El ácido ascórbico puede destruir cantidades importantes de vitamina B12 y de factor intrínseco in vitro; por lo tanto, deberá tomarse en cuenta esta posibilidad al momento de la administración concomitante de dosis altas de ácido ascórbico y de vitamina B12 por vía oral. Se ha reportado que la prednisona intensifica la absorción de vitamina B12 y la secreción de factor intrínseco en pacientes con anemia perniciosa, pero no en pacientes con gastrectomía parcial o total, desconociéndose el significado clínico de estas observaciones. La administración concomitante de cloranfenicol y de vitamina B12 puede antagonizar la respuesta hematopoyética a la vitamina. La administración simultánea de diclofenaco con preparaciones a base de litio, digoxina o diuréticos ahorradores de potasio puede elevar las concentraciones plasmáticas de estos fármacos. El uso concomitante con otros antiinflamatorios no esteroideos puede aumentar el riesgo de reacciones adversas. Se recomienda la vigilancia estrecha de pacientes bajo tratamiento con anticoagulantes. El empleo de antiinflamatorios no esteroides debe suspenderse 24 horas antes de iniciarse tratamiento con metotrexato, para evitar la elevación de la concentración plasmática del citostático y de sus efectos tóxicos. Ingestión concomitante con otras sustancias:La acción de la solución inyectable no es afectada por la ingestión de alimentos.
Conservación
Conservar a temperatura ambiente (temperatura entre 15°C y 30°C). Proteger de la luz.
Sobredosificación
No se ha reportado sobredosis de tiamina o de vitamina B12. La neuropatía sensorial y los otros síndromes neuropáticos sensoriales producidos por la administración de megadosis de piridoxina mejoran gradualmente con la discontinuación de la vitamina, lográndose la recuperación completa después de algún tiempo. Son raros los reportes de sobredosis de antiinflamatorios no hormonales. Esto se debe a que estas sustancias son fácilmente excretadas por lo riñones. Considerando la corta duración de la vida media de diclofenaco, se puede esperar un gran margen de seguridad. El tratamiento de la sobredosis y de la intoxicación aguda consiste, esencialmente, en medidas de soporte y tratamiento sintomático si surgiesen complicaciones (hipotensión, depresión respiratoria, insuficiencia renal, convulsiones, irritación).
Presentación
Dolo Neurobion® Forte Solución inyectable: Envases que contienen una ampolla I (2mL) y una ampolla II (1mL) y tres ampollas I (2 mL) y tres ampollas II (1 mL). Venta con Receta Médica. DOLO NEUROBION® FORTEMERCKTabletasAnalgésico. Antiinflamatorio.
Descripción
Dolo Neurobion® FORTE tabletas al contar con Diclofenaco entre sus componentes, posee una sustancia activa perteneciente al grupo de los denominados antiinflamatorios-analgésicos no esteroides así como la vitamina B1, B6 y B12 para reforzar el componente analgésico del Diclofenaco.
Precauciones
Es aconsejable controlar la función hepática y renal, así como el recuento de células hemáticas de forma periódica cuando se administra durante períodos prolongados. Debe administrarse con cautela en pacientes geriátricos. Se establecerá una estrecha vigilancia médica en pacientes con antecedentes de enfermedad ácido - péptica, colitis ulcerativa, Enfermedad de Crohn. A consecuencia de la inhibición del flujo sanguíneo renal que produce la supresión de la síntesis de prostaglandinas, Dolo Neurobion® FORTE tabletas se administrará con particular precaución en enfermos portadores de la función cardíaca o renal comprometidas, en aquéllos que reciben tratamiento con diuréticos y pacientes sometidos a intervenciones quirúrgicas mayores.
Incompatibilidades
Todas las interacciones que detallamos a continuación no están documentadas con uno de los AINEs, sin embargo deberán ser consideradas como potenciales a su empleo, especialmente durante su administración prolongada. Acetaminofén: Su administración concomitante con Diclofenaco puede resultar en un incremento de riesgo de aparición de complicaciones renales. Alcohol, corticosteroides, corticotropina y suplementos de potasio: Su empleo junto a Diclofenaco puede incrementar el riesgo de efectos adversos gastrointestinales, incluyendo ulceración y hemorragia. Anticoagulantes cumarínicos, heparina y agentes trombolíticos administrados conjuntamente con Diclofenaco pueden incrementar el riesgo de sangrado gastrointestinal. Agentes antidiabéticos orales o insulina pueden incrementar el poder hipoglicemiante si se administran paralelamente con Diclofenaco. Cefamandole, cefoperazona, plicamicina y ácido valproico pueden producir hipoprotrombinemia que, en adición con la inhibición de la función plaquetaria que produce el Diclofenaco, pueden originar ulceración gastrointestinal o hemorragia si se administran conjuntamente. Colchina, si se prescribe conjuntamente con Diclofenaco, puede originar ulceración gastrointestinal y hemorragia. Ciclosporina y sales de oro: La inhibición de la actividad de las prostaglandinas renales si se administran junto a Diclofenaco puede incrementar el riesgo de nefrotoxicidad inducida por estas drogas. Digitálicos: la administración conjunta con Diclofenaco ha demostrado incrementar las concentraciones séricas de digoxina, que conducen eventualmente a toxicidad digitálica. Litio: su concentración sérica se incrementa cuando se prescribe conjuntamente con Diclofenaco. Metotrexato: Diclofenaco administrado simultáneamente con Metotrexato puede disminuir la ligazón proteica del mismo y/o su eliminación renal, resultando en un incremento del riesgo de toxicidad por Metotrexato. La Piridoxina (Vit. B6) puede reducir los efectos del levodopa y, por tanto, incrementar la necesidad de esta sustancia. La administración prolongada de penicilamina, cilcloserina e hidralacina pueden causar deficiencia de la Vitamina B6.

Comentarios (1)

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *