AVELOX - Indicaciones

Los comprimidos recubiertos de Avelox® 400 mg se prescriben para el tratamiento de las siguientes enfermedades bacterianas en pacientes a partir de los 18 años, siempre y cuando éstas hayan sido provocadas por un agente patógeno sensible al moxifloxacino (véase punto Advertencias, Reacciones adversas y Propiedades farmacodinámicas). El moxifloxacino solo deberá ser usado si se considera que los otros antibióticos que normalmente se recomiendan para el tratamiento inicial de estas infecciones son inapropiados o en caso éstos no hayan funcionado correctamente: Sinusitis bacteriana aguda (diagnosticada adecuadamente). Exacerbación aguda de la bronquitis crónica (diagnosticada adecuadamente). Neumonía adquirida de la comunidad, exceptuando las formas graves de ésta. Enfermedad Pélvica Inflamatoria leve a moderada (es decir, infecciones en la parte superior del tracto genital femenino, incluyendo salpingitis y endometritis), sin absceso tubo-ovárico o pélvico asociado. No se recomienda utilizar los comprimidos recubiertos de Avelox® 400 mg en caso de monoterapia para curar enfermedad pélvica inflamatoria leve a moderada. Debido a que la Neisseria gonorrhoeae presenta una resistencia en incremento frente al moxifloxacino, ésta deberá ser suministrada en combinación con otro antibiótico apropiado (por ejemplo: una cefalosporina) salvo que se pueda descartar el hecho de que la Neisseria gonorrhoeae no será resistente frente al moxifloxacino. Los comprimidos recubiertos de Avelox 400 mg podrán ser aplicados para completar un curso de tratamiento en aquellos pacientes que en la terapia inicial con moxifloxacino intravenoso hayan presentado mejoría en las siguientes indicaciones: Neumonía adquirida de la comunidad. Infecciones complicadas a la piel y tejidos blandos. Los comprimidos recubiertos de Avelox 400 mg no deberán ser aplicados en la terapia inicial en cualquier tipo de infecciones a la piel o tejido blando o en caso de una neumonía adquirida de la comunidad severa. Deberán tomarse en consideración las recomendaciones oficiales sobre el uso apropiado de los antibióticos.