ALBOTHYL - Farmacología

ALBOTHYL actúa selectivamente sobre el tejido desvitalizado o alterado patológicamente, produciendo su coagulación y eliminación sucesiva. No afecta al epitelio escamoso sano. Inmediatamente se pone en contacto con los gérmenes, ALBOTHYL destruye la flora mixta patógena de la vagina (bacterias trichomonas y hongos), con la ventaja de que respeta los bacilos de Döderlein. Restablece además el medio ácido en la vagina. ALBOTHYL desaparece rápidamente la sintomatología subjetiva que comprenden prurito, descarga, etcétera. Asimismo, ALBOTHYL posee potente acción astringente y hemostática. Favorece la reepitelización en la zona tratada al provocar una hiperemia reactiva, estimulando la granulación del tejido cicatricial. Es completamente atóxico y no produce hipersensibilidad ni resistencia.