AFLAZACORT - Precauciones

Supresión adrenal e infección; niños y adolescentes (posible retardo irreversible del crecimiento); ancianos (supervisión cercana requerida particularmente en tratamientos a largo plazo); monitoreo frecuente requerido en pacientes con antecedentes de tuberculosis (o cambios en rayos X); hipertensión o infarto reciente al miocardio (reporte de ruptura), falla cardiaca congestiva, falla hepática, daño renal, diabetes mellitus incluyendo antecedentes familiares; osteoporosis (especial riesgo en mujeres post-menopaúsicas); glaucoma (incluyendo antecedentes familiares); perforación corneal, desórdenes afectivos severos (particularmente en pacientes con antecedentes de psicosis esteroide-inducida); epilepsia; úlcera péptica; hipotiroidismo; antecedentes de miopatía esteroidea; embarazo y lactancia. El uso prolongado o sobredosis puede exagerar algunos de las acciones fisiológicas de los corticosteroides conduciendo a efectos adversos mineralocorticoides y glucocorticoides. Los efectos adversos mineralocorticoides incluyen hipertensión, retención de sodio y agua y pérdida de potasio. Estos efectos son más marcados con cortisona, hidrocortisona, corticotropina, y tetracosactide. Las acciones mineralocorticoides son negligibles con glucocorticoides de alta potencia, betametasona y dexametasona, y ocurren muy poco con metilprednisolona, prednisolona y triamcinolona. Los efectos glucocorticoides incluyen diabetes y osteoporosis, las cuales son peligrosas, particularmente en ancianos, ya que puede resultar en fracturas osteoporóticas por ejemplo de las caderas y vértebras; además en altas dosis se asocian con necrosis avascular de la cabeza femoral. Pueden ocurrir alteraciones mentales; un serio estado paranoide o depresión con riesgo de suicidio puede ser inducido, particularmente en pacientes con antecedentes de desórdenes mentales. Euforia es observada frecuentemente. Pérdida de la musculatura (miopatía proximal) puede ocurrir. La terapia con corticosteroides está débilmente ligada a la ulceración péptica (la ventaja potencial de preparaciones de cubierta entérica solubles para reducir el riesgo son solamente especulativas). Altas dosis de corticosteroides pueden causar síndrome de Cushing, con cara lunar, estrías, y acné; es usualmente reversible en el retiro del tratamiento, por ello el retiro debe ser en forma lenta y gradual para evitar síntomas de insuficiencia adrenal aguda. En niños la terapia con corticosteroides puede resultar en la supresión del crecimiento.