ADALAT OROS - Interacciones

Como con todos los fármacos, se debe tener cuidado cuando se trata a pacientes con mediciones múltiples. Los bloqueadores del canal de calcio dihidropiridina sufren la biotransformación mediante el sistema de citocromo P450 principalmente mediante la isoenzima CYP3A4. La coadministración de nifedipino con otros fármacos que sigue la misma vía de biotransformación puede resultar en una biodisponibilidad alterada. Las dosificaciones de drogas metabolizadas de manera similar, en particular aquéllas de baja proporción terapéutica y especialmente en pacientes con insuficiencia renal y/o hepática pueden requerir el ajuste cuando se comienza o detiene la administración concomitante de nifedipino para mantener niveles en sangre terapéuticos óptimos. Si fuera necesario, se puede considerar una reducción en la dosis de nifedipino. Las drogas conocidas como inhibidores del sistema de citocromo P450 incluyen: antifúngicos azoles (ketoconazol, itraconazol, fluconazol), cimetidina, ciclosporina, eritromicina, fluoxetina, inhibidores de la proteasa del VIH (amprenavir, indinavir, nelfinavir, ritonavir, saquinavir), nefazodona, quinidina, terfenadina y warfarina. Las drogas conocidas como inductoras del sistema de citocromo P450 incluyen: fenobarbital, fenitoína y rifampicina. Las drogas conocidas como biotransformadas mediante el citocromo P450 incluyen: benzodiacepinas, cisaprida, flecainida, tacrolimus, teofilina, imipramina y propafenona. Agente bloqueadores beta adrenérgicos: La administración concomitante de nifedipino y agentes beta bloqueadores es usualmente bien tolerada, pero ha habido informes de la literatura ocasionales que sugieren que la combinación puede aumentar la posibilidad de insuficiencia cardiaca congestiva, hipotensión severa o exacerbación de la angina. Por ende, se recomienda precaución y monitoreo estrecho de los pacientes que reciben la terapia concomitante (ver Indicaciones y uso clínico y advertencias). Diltiazem: diltiazem disminuye la depuración de nifedipino. La combinación de ambas drogas debe administrarse con precaución, y se puede considerar una reducción de la dosis de nifedipino. Nitratos de acción prolongada: Nifedipino puede administrarse de manera segura con nitratos, pero no ha habido estudios controlados para evaluar la efectividad antianginosa de esta combinación. Digoxina: la administración de nifedipino con digoxina puede conducir a una reducción de la depuración de digoxina, y por ende, un incremento en el nivel de digoxina en plasma. Se recomienda que los niveles de digoxina sean monitoreados cuando se inicia, ajusta y descontinúa nifedipino para evitar la posible "baja" y "sobre" administración con digitálicos. Anticoagulantes de cumarina: ha habido informes raros de aumento del tiempo de protrombina en pacientes que toman anticoagulantes de cumarina a los cuales se les ha administrado nifedipino. Sin embargo, la relación con la terapia de nifedipino es incierta. Carbamazepina: No se han realizado estudios formales para investigar la interacción potencial entre nifedipino y carbamazepina. Dado que se ha demostrado que carbamazepina reduce las concentraciones en plasma del bloqueador de calcio estructuralmente similar nimodipino debido a la inducción de enzimas, no se puede excluir una disminución de las concentraciones de nifedipino y por ende una disminución en la eficacia. Quinidina. La adición de nifedipino a un régimen de quinidina estable puede reducir la quinidina en 50%, asimismo, puede ocurrir una respuesta fortalecida a nifedipino. La adición de quinidina a un régimen estable de nifedipino puede resultar en concentraciones elevadas de nifedipino y una reducción en la respuesta a quinidina. Algunos pacientes han experimentado niveles de quinidina elevados cuando se descontinuó nifedipino. Por ende, los pacientes que reciben terapia concomitante de nifedipino y quinidina, o aquéllos con descontinuación de nifedipino mientras continúan recibiendo quinidina, deben ser monitoreados estrechamente, incluyendo la determinación de los niveles en plasma de quinidina. Se debe considerar el ajuste de la dosis. Quinupristina/Dalfopristina: La administración simultánea de quinupristina /dalfopristina y nifedipino puede conducir a un incremento en las concentraciones en plasma de nifedipino. Tras la coadministración de ambas drogas, se debe monitorear la presión arterial y, de ser necesario, se debe considerar una reducción de la dosis de nifedipino. Cimetidina y ranitidina: Los estudios farmacocinéticos han demostrado que la administración concurrente de cimetidina y ranitidina con nifedipino resulta en incrementos significativos en los niveles en plasma de nifedipino (alrededor de 80% con cimetidina y 70% con ranitidina). Los pacientes que reciben cualquiera de estas drogas concomitantemente con nifedipino deben ser monitoreados cuidadosamente para la posible exacerbación de los efectos de nifedipino, como hipotensión. El ajuste de la dosis de nifedipino puede ser necesario. Cisaprida: La administración simultánea de cisaprida y nifedipino puede conducir al incremento de las concentraciones en plasma de nifedipino. Tras la coadministración de ambas drogas, la presión arterial debe monitorearse y, de ser necesario, se debe considerar una reducción de la dosis de nifedipino. Ácido valproico: No se han realizados estudios formales para investigar la interacción potencial entre nifedipino y el ácido valproico. Dado que el ácido valproico ha demostrado incrementar las concentraciones en plasma del bloqueador de canal de calcio estructuralmente similar, nimodipina, debido a la inhibición de enzimas, no se puede excluir un incremento en las concentraciones en plasma de nifedipino y por ende un incremento en la eficacia.