ADALAT OROS - Dosificación

Vía de administración: Oral. La dosificación debe individualizarse dependiendo en la tolerancia y respuesta del paciente. Las tabletas de ADALAT OROS (nifedipino) tienen que tragarse enteras y no deben morderse o dividirse. En general, los pasos de titulación de la dosis deben proceder durante un período de 7-14 días de tal manera que el médico pueda evaluar la respuesta a cada nivel de dosis antes de proceder con dosis más altas. Dado que los niveles en plasma en estado estable se alcanzan en el segundo día de administración, si los síntomas lo justifican, la titulación de la dosis puede proceder más rápidamente siempre que el paciente sea estrechamente monitoreado. Angina: La terapia con ADALAT OROS normalmente debe iniciarse con 30 mg una vez al día. La experiencia con dosis mayores a 90 mg al día en pacientes con angina es limitada, por ende, no se recomiendan dosis mayores de 90mg al día. Los pacientes con angina controlada que reciben las cápsulas de ADALAT solas o en combinación con beta bloqueadores pueden cambiar de manera segura a las tabletas de ADALAT OROS a la dosis diaria equivalente más cercana. Puede ser necesaria la titulación de la dosis posterior, a dosis más altas o más bajas, y debe iniciarse según se justifique clínicamente. Hipertensión: La terapia debe iniciarse normalmente con 20 o 30 mg una vez al día. La dosis de mantenimiento usual es 30 a 60 mg una vez al día. No se recomiendan dosis mayores de 90 mg al día. Los pacientes cambiados de Nifedipino 10 o 20 a la terapia de ADALAT OROS deben recibir una dosificación inicial de ADALAT OROS no mayor a 30 mg una vez al día, en base al régimen de administración prescrito previamente. Si se justifica clínicamente, la dosificación de ADALAT OROS debe aumentarse a 60 mg una vez al día. La presión arterial y síntomas del paciente deben monitorearse estrechamente después del cambio de Nifedipino a ADALAT OROS. No se ha observado un "efecto rebote" tras la descontinuación de ADALAT OROS. Sin embargo, si es necesaria la descontinuación de nifedipino, la práctica clínica adecuada sugiere que la dosificación debe disminuirse gradualmente bajo una supervisión médica estrecha.